Anisley tiene un don para saltar

Tiene ojos negrísimos y vivaces, apenas sobrepasa el metro de estatura y cumplió ocho años en enero pasado. Sin embargo la capitalina Anisley García depositó su mayor pasión en el deporte, y escogió clavados

Autor:

Eyleen Ríos López

Tiene ojos negrísimos y vivaces, apenas sobrepasa el metro de estatura y cumplió ocho años en enero pasado. Terminó segundo grado con notas de Muy Bien y Excelente y le gustan las matemáticas.

Esa pudiera ser la descripción de cualquiera de las cubanitas que por estos días comienzan a disfrutar las vacaciones, pero la capitalina Anisley García ha tenido un inicio veraniego diferente. Ganó dos medallas de oro y una de bronce, en la categoría de nueve años, en sus primeros Juegos Escolares Nacionales y parece marcada por un don especial para el clavados.

«Es buena, le gusta mucho entrenar y se muestra muy competitiva, siempre pensando en la medalla», dice María Elena Carmuza, su entrenadora desde los cuatro años.

Y esta ex clavadista tiene «olfato», pues por sus manos han pasado muchos niños. Así, reconoce el talento de su alumna, insertada en una categoría superior a la suya.

«Lo que más me gusta es la plataforma y ya he saltado desde los 10 metros, aunque de pie», aclara Anisley. «No tengo miedo ninguno», asegura convencida de que esa es una de sus virtudes. Aunque todavía compite desde los tres metros, sabe que algún día brillará en lo más alto.

Paradójicamente, quedó tercera ahora en ese evento, tras conseguir los títulos en los trampolines de tres y un metro. En este último obtuvo 160 puntos, récord para su edad.

La vocación de campeona le viene desde los Juegos Pioneriles, donde más de una vez fue premiada en los ejercicios acrobáticos y en el agua. Pero sobre todo se distingue por «la fuerza, la flexibilidad y el punteo», como ella misma se encarga de describir.

«Bailo reguetón y leo cuentos y adivinanzas. Seguiré en el deporte, aunque no sé si más adelante estudiaré otra carrera», afirma con una autoridad que sorprende.

Es la menor de tres hermanas, todas deportistas: Yarisleidy, también clavadista y de diez años, y Yasleidy, de 15, y lanzadora de bala en el atletismo. Admira a la santiaguera Yaima Mena y «también me gusta mucho ver saltar a José Antonio Guerra y Jeinkler Aguirre», comenta.

Las competencias de clavados finalizaron el pasado domingo en el complejo de piscinas Baraguá.

Ciudad de La Habana retomó el mando perdido hace varias temporadas y dominó la clasificación por puntos con 321, por delante de Camagüey (291) y Santiago (99).

La capital también dominó por medallas con 13 doradas, ocho plateadas y nueve de bronce. Detrás quedó Camagüey (12-15-10).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.