Cuba abre el camino con dos medallas de bronce

El decatlonista Leonel Suárez y la discóbola Yarelis Barrios aportaron dos bronces

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Cuba consiguió bien temprano este domingo sus dos primeras medallas del XIII Campeonato mundial de atletismo, con sede en Daegu, Corea del Sur. Primero llegó la presea bronceada del decatlonista Leonel Suárez y luego, la discóbola Yarelis Barrios imitaba la proeza, para compilar las primeras 12 unidades del certamen.

En la prueba para determinar a los hombres más completos del deporte rey, se impusieron los dos favoritos. El norteamericano Trey Hardee revalidó su corona, merced a un cómputo de 8607 puntos y su coequipero, Ashton Eaton, sudó, literalmente, la medalla de plata (8505). Nuestro representante culminó con 8501 tantos favorables y cimentó el camino de la Mayor de las Antillas en pos de superar el duodécimo escaño de Berlín 2009.

El cubano marchaba en el segundo puesto al término de la penúltima prueba, su favorita. Pero la jabalina no voló como de costumbre y un modesto lanzamiento de 69,12 metros, válido para 876 unidades, lo separaron un poco, lo suficiente, de la medalla plateada. Con apenas un asomo de sus mejores marcas, hubiera mantenido el puesto logrado en tierras germanas hace dos años.

Claro que influyó también la tremenda faena de Eaton, tercero hasta la prueba decisiva. El norteño hizo la mejor carrera de su vida en los 1500 metros (4:18.94 y 819 unidades) y le arrebató a Leonel el subliderato por solo cuatro rayas, aunque el cubano entró segundo a la meta (4:24.16 y 819 unidades).

El holguinero trató de pegarse todo lo que pudo, pero Eaton parecía haber tomado gasolina y faltando 100 metros para la línea final era ya inalcanzable.

Por su parte, la discóbola cubana, Yarelis Barrios, no pudo retener su medalla plateada de la pasada cita y culminó tercera con su mejor disparo de la temporada (65,73 metros). El oro colgó del cuello de la china Yanfeng Li (66,52), quien «coincidentemente» ostentaba el registro más notable de la temporada. En tanto, el segundo escaño fue para la alemana Nadine Muller (65,97).

De esta forma, Cuba abrió por fin el estante del medallero y se ubicó sexta, gracias a su par de preseas de bronce y los doce tantos sumados.

En el primer lugar marcha Kenia, seguida de Estados Unidos, Rusia, Etiopía y China.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.