¿Revolución en el campo corto?

Ya mucha gente asegura que tanto el holguinero Yordan Manduley como Roberto Carlos Ramírez, el torpedero de Metros, no pueden faltar en la preselección nacional

Autor:

Juventud Rebelde

Que Holguín haya vencido este miércoles 5-4 a Metropolitanos no es noticia, aunque los rojos de la capital viven un momento de esplendor en la temporada beisbolera. Pero sí merecen destaque los cuatro hits de Yordan Manduley, porque el torpedero holguinero llegó a 77 y aumentó su average a 407, líder en ambos departamentos.

Así, ya mucha gente asegura que tanto Manduley como Roberto Carlos Ramírez, el torpedero de Metros, no pueden faltar en la preselección nacional. Ello revive el debate sobre si el campo corto es una posición defensiva, o también hace falta batear para sumar méritos.

Vayamos por partes. Primero, respondiendo a una duda de varios lectores, aclaro que nunca antes un holguinero ha sido líder en hits en series nacionales.

El propio Manduley lleva dos temporadas seguidas con 100 o más cañonazos: 103 en la serie 49 y 100 en la pasada campaña. Ello indica que es un pelotero en ascenso a sus 23 años.

Ahora bien, según el archivo de nuestro estadístico Benigno Daquinta, un solo holguinero ha sido líder de los bateadores en series nacionales. Se trata de José Lamarque, con average de 339 durante la temporada de 1991-1992.

Sin embargo, en aquel momento estaban separados los numeritos y Lamarque solo fue líder por la zona oriental. En Occidente sobresalió Omar Linares (386).

En general, pocos torpederos han acaparado la corona de bateo en el béisbol cubano. El primero en lograrlo fue José Pérez, en la séptima Serie Nacional (1967-1968), cuando promedió 328 con Occidentales.

Después lo hizo Rodolfo Puente, quien bateó 394 con Metropolitanos en la temporada de 1979-1980. Más tarde lo logró tres veces el camagüeyano Luis Ulacia, aunque en las dos primeras ocasiones solo fue puntero en la zona oriental (427 en 1988 y 376 en 1991).

La última vez fue líder absoluto (421 en 1996), pero entonces se desempeñaba como jardinero. El propio Ulacia también logró la corona de bateo en la Selectiva de 1987, con average de 384.

Pero si contamos las Selectivas tendríamos que sumar a Pedro Jova, líder con Las Villas en la de 1984 (promedió 372).

Asimismo, Agustín Arias fue el mejor artillero con Orientales en la Selectiva de 1982. Entonces bateó 404 y se convirtió en el segundo hombre que superaba la barrera de los 400 en el béisbol cubano.

Recordemos que el club de los 400 fue inaugurado en 1980 por el cienfueguero Héctor Olivera, quien bateó 459 con Las Villas en la sexta serie Selectiva.

Como ven, los torpederos cubanos generalmente se han caracterizado por sus buenas manos, más que por el bateo. Precisamente, las virtudes defensivas llevaron al cienfueguero Arruebarruena al último equipo Cuba, a pesar de los 30 errores que cometió en la pasada campaña.

Pero ahora la historia puede ser distinta, con muchachos como Manduley y Roberto Carlos sacándole el forro a la pelota y luciendo bien a la defensa. Curiosamente, sendos errores de Arruebarruena decidieron los dos últimos partidos que Cienfuegos acaba de perder con Ciego de Ávila, ambos con marcador de 5-4.

Hasta el momento, el «grillo» cienfueguero tiene ocho errores, los mismos que el avileño Yorbis Borroto. Mientras, el villaclareño Aledmis Díaz y el camagüeyano Alexander Ayala acumulan seis, por solo citar a los que pasaron el pasado año por la preselección nacional.

En cambio, Roberto Carlos solo ha fallado cinco veces y Manduley tres. Pero asómbrese: el tunero Alexander Guerrero y el matancero Dunier Serrano solo tienen dos pifias en el campo corto. ¿Qué les parece?

Ojo, porque camarón que se duerme…

Tres nocauts el miércoles

Este miércoles hubo tres nocauts y el primero que terminó fue el de Las Tunas sobre Industriales (13-3). Hubo jonrones de Alexander Guerrero y Yordanis Scull.

La jornada en la capital tunera comenzó a las diez de la mañana con la continuación del choque sellado del martes. Finalmente, en ese partido Industriales se impuso 6-4 en tie break.

Mientras, Matanzas apaleó 13-2 a Camagüey, con la octava victoria de Yohan Hernández y jonrón de José Miguel Fernández. Asimismo, Granma liquidó 10-0 a La Isla y salvó el honor en Bayamo. Alberto Soto alcanzó su sexta sonrisa y Ramón Tamayo se llevó las cercas.

En el último partido de la tarde, Villa Clara superó 4-2 a Sancti Spíritus en el Yayabo. El choque duró diez entradas y Yolexis Ulacia se llevó el crédito, con rescate para Misael Siverio. Por su parte, Ismel Jiménez cargó con el revés ¡como relevista!

Por la noche, Mayabeque blanqueó 2-0 a Santiago y le ganó la serie. El zurdo Reinier González realizó un buen trabajo y el relevista Leinier Rodríguez cerró por todo lo alto.

Serie del Caribe

República Dominicana, representada por los Leones del Escogido, ganó la Serie del Caribe 2012 en Santo Domingo, aunque cerró con dos derrotas.

Los dominicanos cayeron en los dos juegos finales frente a Venezuela (Tigres de Aragua) y a Puerto Rico (Indios de Mayagüez). Sin embargo, ya tenían asegurado el título, porque ganaron sus cuatro primeros choques y este evento es una cuadrangular a doble vuelta, sin partido por el oro.

Precisamente, venezolanos y puertorriqueños se ubicaron después del campeón, con tres triunfos y tres derrotas. El cuarto lugar fue para México (Yaquis de Obregón), con dos éxitos y cuatro fracasos.

Desde hace tiempo se habla sobre la posible reinserción de Cuba en este clásico caribeño, pero hasta el momento no hay nada seguro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.