Un bolero para Enrique

Enrique Díaz igualó este martes el récord de más hits en el béisbol cubano (2356), que ahora comparte con Antonio Pacheco

 

Autor:

Juventud Rebelde

PINAR DEL RÍO.- Desde temprano, la gente se metía con él en las gradas del estadio Capitán San Luis. Sin embargo, cuando pegó el hit todo el mundo se paró para aplaudirlo.

Fue en la sexta entrada, con dos outs, frente al derecho pinareño Reinier Verano, quien hasta ese momento no había permitido ningún cañonazo en el partido. Así, Enrique Díaz igualó este martes el récord de más hits en el béisbol cubano (2356), que ahora comparte con Antonio Pacheco.

«Estoy orgulloso, feliz y muy honrado de ser el líder en hits en un béisbol por donde han pasado tantas figuras de calidad», confesó después del partido.

«Yo no voy a superar el récord a Pacheco, más bien tendré un premio a mi constancia y entrega a través de tantos años. Esa marca de él no va a romperse nunca, es como el título de campeón olímpico que te acompaña toda la vida», acotó.

«Hay peloteros que no tienen comparación. En general, en todas las esferas de la vida hay gente insustituible que constituyen paradigmas para los demás. Ese es el caso de Pacheco», comentó.

«Me alegra mucho llevar la camisa de Metros en este momento porque con ella me hice pelotero. Así les demuestro a mis compañeros que con Metros también se puede llegar lejos», dice con una sonrisa.

-Mucha gente comenta que los peloteros de Metros juegan para sí mismos y no piensan en el equipo. ¿Es cierto eso?

-Más o menos. Algunos peloteros de Metros juegan con los numeritos, o sea, quieren rendir y mostrarse. Así las individualidades se van por encima del colectivo. Generalmente ha faltado aquí la capacidad de pensar como equipo.

«En Industriales se piensa también en los numeritos, pero el equipo se une mucho en los play off y en las situaciones difíciles. Hay una identidad muy marcada y sentido de pertenencia».

-¿Te faltó algo por lograr en un terreno de pelota?

-Creo que lo logré todo en la pelota cubana. Siempre me propuse llegar lejos y que los compañeros míos me vieran como un ejemplo, como alguien a imitar. Las otras cosas son secundarias porque no dependen de uno: el equipo Cuba, que hablen de ti en los periódicos, o que te reconozcan el esfuerzo.

«Entre todos mis hits me quedo con este último», susurra finalmente.

Numeritos que hablan

Enrique Díaz llegó a los 2356 hits en su temporada número 26. Tengamos en cuenta que pasó bastante tiempo como suplente en los equipos capitalinos y participó en muchas series cortas de apenas 45 juegos.

Según los datos de nuestro estadístico Benigno Daquinta, Enriquito ha pegado 1514 hits con la camisa de Metropolitanos. Mientras, en sus siete años con Industriales conectó 719 cañonazos.

Además, participó en cinco series Selectivas con Ciudad de La Habana y en ellas acumuló 30 hits. Estuvo también como refuerzo de Granma en una Copa Revolución y en ese torneo pegó 48 incogibles.

Integró también el equipo Habana en la Súper Selectiva de 1994 y ahí sumó 13 hits más a su cosecha. Finalmente, estuvo en dos Súper Ligas con Habaneros (2002 y 2003) y consiguió 32 cañonazos.

Así, su frecuencia general es de un hit cada 4,05 veces al bate y 91 por temporada. Como ven, ha cumplido a cabalidad su función de primer hombre en el line up.

Para aquellos que piden los números de Pacheco, apunto que el santiaguero jugó 22 series y pegó un cañonazo cada 3,37 veces al bate (107 por campaña).

Se cae Santiago

Santiago de Cuba se cayó este martes de la zona de clasificación, al caer 7-0 frente a Matanzas. El derecho Jorge Alberto Martínez tiró su cuarta lechada de la temporada y rebajó su promedio de carreras limpias hasta 1,64, solo superado por el holguinero Pablo Millán Fernández (1,48).

Así, Granma ascendió al cuarto puesto del Oriente tras su triunfo de 5-0 sobre Cienfuegos en la Perla del Sur. Ahora los granmenses tienen un juego de ventaja sobre Santiago y están solamente un paso por detrás de Ciego de Ávila.

Por su parte, Las Tunas se quedó solo en la cima al derrotar 3-1 a Villa Clara. El zurdo Yudiel Rodríguez alcanzó su octava victoria de la campaña y le ganó el pulso a Freddy Asiel Álvarez.

En Holguín, los locales superaron 5-0 a Sancti Spíritus, que se alejó a dos juegos y medio de Pinar del Río. Entre Yusmel Aguilar (seis entradas) y Pablo Millán Fernández dejaron en dos hits a los espirituanos.

Pinar venció 2-1 a los Metros con gran trabajo de Reinier Verano y el 14 salvamento de Jesús Guerra. Los rojos de la capital llevan ocho derrotas consecutivas, mientras los pinareños se acercaron a dos juegos de Cienfuegos, que ocupa la tercera plaza de Occidente.

Arriba se mantiene el abrazo entre Matanzas e Industriales. Los azules vencieron 8-1 a Guantánamo con la novena sonrisa de Darwin Beltrán.

Finalmente, Camagüey derrotó 3-1 a Ciego de Ávila y Artemisa superó 7-2 a La Isla en Nueva Gerona.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.