Calculadora en mano

Cuba debutará este viernes frente a Serbia

Autor:

Raiko Martín

Kaliningrado.— Después de un extenso recorrido desde República Dominicana hasta esta ciudad, cubierto en casi 23 horas y tres vuelos diferentes, los cuatro equipos que integran el grupo A de la presente Liga Mundial de voleibol comenzaron este miércoles a engrasar sus maquinarias para encarar una fase decisiva del torneo.

La selección cubana aprovechó la sesión de la mañana para ejercitarse en el gimnasio, y en horas de la tarde tuvo su primera jornada de entrenamiento en la sala Yantarny, donde debutará mañana frente a Serbia.

El duelo, previsto para las 9:30 de la mañana —hora de Cuba—, será el segundo de una cartelera que incluye además el enfrentamiento entre japoneses y anfitriones. Ambos desenlaces deben arrojar un poco más de luz sobre las posibilidades de los tres elencos que aún conservan opciones de avanzar hacia la final de Sofía.

El objetivo común es ganar el grupo y llegar por la vía expedita a la disputa de las medallas. Luego del cierre de las acciones en la llave B, donde se clasificó Polonia como líder, los 26 puntos conseguidos por Brasil estrechan la ruta a los futuros candidatos al boleto destinado para el mejor segundo lugar de la etapa.

Muy preocupado anda el estratega ruso Vladimir Alekno, pues a sus pupilos no les queda casi margen de error en los próximos seis partidos si pretenden defender la corona conquistada hace un año. La más reciente y categórica derrota frente a los cubanos en Santo Domingo les dejó en una posición comprometida.

Tales urgencias han hecho a Alekno ampliar la calidad de su actual convocatoria. Aunque solo se hará oficial en las próximas horas, la presencia ahora en el hotel de concentración, de jugadores como Serguei Tetyukhin o Kharas They —ausentes hasta aquí— indica que los locales preparan su particular emboscada.

También ha sacado cuentas el serbio Kolokovic, quien según lo visto aquí desde el desembarco de las delegaciones, solo extrañaría la presencia de Bojan Janic. Asegurada la clasificación olímpica, la meta será llegar al tramo conclusivo en Novi Sad con los suyos en la cima, o lo más cerca de ella.

Mientras, en las filas cubanas reina el optimismo sin dejar de reconocer que las dos etapas por delante tendrán un mayor rigor. «La única alternativa posible es luchar como hasta ahora para ganar todos los partidos, si es en cuatro sets o menos, mejor. Será cada vez más difícil derrotar a los rusos y a los serbios en su casa, pero si mantenemos el nivel mostrado en los últimos partidos tenemos posibilidades de lograrlo», comentó a JR Orlando Samuels, quien no deja de pedir a sus muchachos el máximo de concentración.

Hasta el momento, todos los jugadores están en perfecto estado físico, y resulta alentador el despliegue exhibido por el capitán Wilfredo León. El santiaguero marcha tercero en efectividad y solo es superado en el listado de los máximos anotadores por cinco jugadores que ya cumplieron sus 12 partidos de esta etapa.

También ha respondido muy bien Cepeda como opuesto, el jovencito Quintana —de momento nuestro central más destacado— ha levantado paredes inesperadas, y Yoandri ha variado con más acierto las opciones de ataque. Pero del desempeño colectivo depende en gran medida el avance. Los deseos están, solo falta hacerlos reinar sobre la cancha.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.