Savigne sin medallas en la noche de Bolt

La triplista cubana no pasó este domingo del noveno lugar durante la tercera jornada del atletismo olímpico, mientras el bólido jamaicano devoró los 100 metros en 9.63 segundos

Autor:

Juventud Rebelde

Londres.- Con discretísima marca de 14,12 metros, la cubana Yargelis Savigne no pasó este domingo del noveno lugar en la final del triple salto para damas, durante la tercera jornada del atletismo olímpico. De todas formas fue una noche inolvidable, pues Usain Bolt devoró los 100 metros en 9.63 segundos y todos en el estadio nos sentimos privilegiados por presenciar el espectáculo.

Usted y yo sabíamos que Yargelis tenía pocas posibilidades de subirse al podio, aunque de todas formas cruzamos los dedos y apretamos el corazón. Pero no hubo milagros.

Así, las tres medallistas del campeonato mundial del pasado año en Daegu volvieron a repartirse el botín, pero en orden inverso. La kazaja Olga Rypakova, plata entonces, se llevó el oro ahora con un brinco de 14,98 metros, la mejor marca de la temporada, y hasta tuvo un salto mayor que no fue medido por haber pisado la plastilina. ¿Se imaginan?

En plata quedó la colombiana Caterine Ibarguen, bronce en Daegu, quien nuevamente sacó la cara por Latinoamérica. Esta vez marcó 14,80 metros.

Mientras, el bronce fue para la campeona mundial ucraniana Olga Saladuha (14,79). Han pasado cuatro años y ninguna medallista de Beijing 2008 estuvo ahora en la piñata.

Los otros cubanos con acción este domingo en el atletismo fueron Dailin Belmonte (maratón) y Víctor Moya (salto de altura).

Dailin terminó en el lugar 70 entre las 118 corredoras que arrancaron, pero realizó el mejor tiempo de su vida (2:38.08 horas). Ese fue el resultado que vino a buscar.

La prueba fue dominada por la etiope Tiki Galana, con récord olímpico incluido (2:23.07). Luego entraron la keniana Priscah Jeptoo (2:23.12) y la rusa Tatyana Petrova Arkhipova (2:23.19), quien también realizó la mejor marca de su vida.

Por su parte, Víctor Moya apenas saltó 2,21 metros y quedó fuera de la final. Ningún competidor superó la marca exigida (2,32), pero seis hombres lograron 2,29 y el resto entró con 2,26.

Bolt, héroe nacional

Después de tantos vaivenes y especulaciones, Usain Bolt puso las cosas en su lugar y dominó la final de los cien metros con récord olímpico de 9.63 segundos. Ya ven, en Beijing había marcado 9.69 y parecía ciencia ficción.

Detrás de Bolt entró su compatriota Yohan Blake (9.75), vigente campeón mundial, y en la tercera posición llegó el estadounidense Justin Gatlin (9.79), ambos con el mejor registro de sus vidas. Jamaica no pudo lograr la escalera, pues Asafa Powell terminó cojeando.

La hazaña de Bolt sucedió apenas unas horas antes de que Jamaica comenzara a celebrar el Día de la Independencia Nacional. Por ello, cientos de jamaicanos tomaron por asalto después el Parque Olímpico y el Metro de Londres, divirtiéndose de lo lindo.

En la única final femenina de la noche sobre la pista, la estadounidense Sanya Richards-Ross triunfó en los 400 metros, con tiempo de 49.55 segundos. Luego cruzaron la meta la británica Christine Ohuruogu (49.70) y otra norteña, Deebee Trotter (49.72).

Luego, Kenia recuperó la autoestima en las pruebas de fondo con la victoria de Ezekiel Kemboi en los 3000 metros steeplechase (8.18,56 minutos). El francés Mahiedine Mekhissi-Benabbab llegó segundo (8.19,08) y otro keniano, Kiprop Abel Mutai, entró tercero (8.19,73).

La otra medalla de oro repartida en la fecha fue para el húngaro Krisztian Pars en el martillo, con marca de 80,59 metros. En plata quedó el esloveno Primoz Kozmus (79,36) y completó el podio el japonés Koji Murofushi (78,71).

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.