¿La Era Bolt llega a su fin? - Deporte

¿La Era Bolt llega a su fin?

Con 26 años y seis coronas bajo los cinco aros, cinco títulos y dos subtítulos universales, así como siete topes mundiales y cinco olímpicos destrozados a lo largo de su carrera, Bolt se erige como un Dios de la velocidad. Sin embargo, el jamaicano Yohan Blakeun parece importunar su reinado

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Cuando apareció en medio de la XXVIII Olimpiada, con sede en Atenas, apenas tenía fuerzas para sostener la maruga. Entonces, con 18 años, «gateó» los 200 metros planos, prueba en la que resultó eliminado en la misma primera instancia, y en el hectómetro ni siquiera se presentó.

En aquella época Usain Bolt todavía «era» jamaicano, su procedencia extraterrestre permanecía oculta. No fue hasta 2008 que explotó la olla, pues antes de cumplir 22 abriles, previo a la cita estival de Beijing 2008, destrozó el récord mundial en los 100 metros lisos (9,72 segundos), otrora en manos, digo, piernas, de su paisano Asafa Powell (9,74). Lo que vino después todos lo saben, está de más el cotorreo.

Hoy, con 26 años y seis coronas bajo los cinco aros, cinco títulos y dos subtítulos universales, así como siete topes mundiales y cinco olímpicos destrozados a lo largo de su carrera, se erige como un Dios de la velocidad. Sin embargo, un «simple» mortal parece importunar su reinado.

Como suponen, les hablo del también jamaicano Yohan Blake, quien posee la tercera mejor marca en los libros de la prueba reina (9,69) y el segundo crono más destacado en los 200 (19,26).

Si ya me están increpando, admito que tienen razón, al menos en parte. ¿Por qué un hombre de se-gundas y terceras marcas de respeto pudiera molestar a «Papá» Bolt?

Les cuento el motivo de esta no tan descabellada teoría. Todo es cuestión de numeritos, puras estadísticas, bien frías, pero que cuentan.

Resulta que el promedio de los registros de Blake en las carreras de 100 metros durante este año es de 9,86 segundos, el más impresionante visto hasta la fecha. El tope anterior le pertenecía a Usain (9,91 en 2010), quien bajó esos dígitos hasta 9,89 en la presente temporada.

Blake disputó 13 carreras y Bolt finalizó 11, aunque en la más decisiva, la final olímpica, fue el actual recordista quien se impuso con amplitud (9,63 contra 9,75).

De este modo, Blake mejora el «average» de años anteriores: logró 9,95 en 2011, cuando se proclamó as planetario en Daegu —tras la descalificación de Usain por salida nula—, y 10,02 en 2010.

En tanto, «el fenómeno» también calentó sus anteriores promedios. Durante 2008 fue de 9,92 segundos, en 2009 subió hasta 9,94 y en 2010, cuando solo disputó cinco carreras, redondeó 9,91 segundos.

Si solo eligiéramos las diez mejores carreras de Blake en 2012, eliminando los tres peores cronos, los números que ostenta en la actual temporada descenderían hasta 9,82. Sencillamente, ¡descomunal!

Sacando cuentas y especulando como loco, llegué a la conclusión de que tras haber pulverizado su mejor marca personal hace poco (9,69 frente al 9,82 del año pasado), Blake ha dado muestras de un potencial capaz de llevarle bien cerca del récord mundial vigente (9,58), desafío que podría afrontar desde el próximo año.

Sin embargo, confieso que todas estas elucubraciones tienen sobradas posibilidades de estrellarse en el vacío. A fin de cuentas, Bolt solo ha perdido contra él mismo. ¿Qué opinan ustedes?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.