Diversidad y respeto

Con la asistencia de afamados académicos de 42 países, se desarrolla en el Palacio de Convenciones capitalino, el XVII Congreso Mundial de la Asociación Internacional de Educación Física y el Deporte para Niñas y Mujeres

Autor:

José Luis López

Con rotundo éxito se desarrolla en el Palacio de Convenciones capitalino, el XVII Congreso Mundial de la Asociación Internacional de Educación Física y el Deporte para Niñas y Mujeres (IAPESGW, por sus siglas en inglés), al cual asisten afamados académicos de 42 países.

Entre las conferencias magistrales más aplaudidas por el auditorio, destacó la ofrecida por la doctora venezolana Rosa María D’Amico, quien abordó el tema Abrazando la diversidad: ¿qué tan cerca o lejos estamos?

Por demás, D’Amico es vicepresidenta de la IAPESGW, profesora de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, de Maracay, especialista en Filosofía de la Educación y ex miembro de la selección nacional morocha de gimnasia artística. Con esos atributos…

Tras su coloquio, la destacada doctora accedió a conversar con JR.

—¿Qué la atrajo a este Congreso?

—Nosotros sabíamos que a La Habana vendrían especialistas de muchas zonas del planeta y ese era un motivo excelente para darles a conocer la realidad del deporte para niñas y mujeres en nuestro continente. La información que ellos poseen es muy escasa. Entonces, si podemos hacérsela llegar, se multiplicarían las voces. Y creo que lo estamos logrando. Además, Cuba tiene una política muy precisa en el deporte y es un ejemplo a seguir no solo en Latinoamérica, sino en todo el mundo. Entre los países a donde ha enviado técnicos en disímiles materias deportivas, está mi Venezuela.

—¿Por qué el tema «diversidad» en su conferencia?

—Este concepto se aprecia en muchas esferas. Por ejemplo, en la danza y en el deporte. Cada individuo es un ser único. Por eso, siempre se hace necesaria la comunicación verbal y gestual, que cada persona comprenda que debe aceptar y respetar al otro, aunque no sea de su raza, género, edad, y aunque no tenga sus habilidades físicas.

—¿Cómo se debe comprender esa diversidad?

—Cada persona explora las diferencias en los «ambientes» y busca los más seguros, positivos y de crecimiento en todos los sentidos. Y como un grupo de ellas posee elementos diferentes a los de otras culturas, entonces la tendencia generalizada es rechazar los que no le son afines. Por eso, se precisa ser tolerantes a abrazar, celebrar y apoyar la diversidad que hay en cada individuo. Entonces, se hace vital la tolerancia, ese nivel de comprendernos, de aceptar las diferencias entre unos y otros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.