¿Habrá mejorado la imagen?

Los pugilistas Robeisis Ramírez, Ramón Luis y Yoandri Toirac representaron a Cuba en la gran final de este certamen celebrado en la capital chilena

 

Autor:

José Luis López

Cuando aún se escuchan los ecos de la paliza propinada por los Domadores cubanos a los Guerreros de México (7-3) en el match de fogueo para el inicio de la IV Serie Mundial de Boxeo, un trío de pugilistas de la Isla disputaban al cierre de esta edición el cetro en el Campeonato Panamericano que bajaba sus cortinas en Santiago de Chile.

En sus reportes enviados desde la sede a La Habana, los estrategas insisten en que las decisiones arbitrales habían perjudicado sobremanera la actuación de los cubanos, quienes ven ahora «en la cuerda floja» sus aspiraciones de mejorar la pálida imagen signada hace tres años en la versión anterior, dirimida en Ecuador. Allí, los púgiles de la Mayor de las Antillas solo alcanzaron dos cetros y perdieron su tradicional hegemonía, tras caer al segundo escaño por países, detrás de los locales.

Entre las grandes esperanzas de reinado se mantenía el campeón olímpico Robeisis Ramírez (56 kg), luego de superar en semifinales al experimentado brasileño Rubinelson de Jesús. En el pleito definitivo tenía como rival al mexicano Sergio Chirino, a quien debía superar por cualquier vía y conseguir el primer título cubano.

Luego le tocaba el turno a Ramón Luis (81 kg), que en pos de la final se deshizo del brasileño Michel Borges. En busca de la corona, se medía al venezolano Endri Saavedra.

Para la pelea que bajaba el telón estaba reservada la presencia del talentoso supercompleto Yoandri Toirac, quien paseó la distancia en semifinales ante el «mastodonte» argentino Facundo Ghiglione. En busca del fajín, enfrentaba al pegador estadounidense Cam Awesome, un hombre que demostró su potente pegada con un nocaut técnico en el segundo acto frente al panameño Ronaldo Bermúdez.

Por Cuba, que asistió con un equipo completo de diez pugilistas, quedaron en bronce el welter Arisnoidys Despaigne y el crucero Lenier Peró.

En la gran final, la selección brasileña ubicó a cinco hombres, seguida por Venezuela y Cuba (tres). Colombia, República Dominicana, México y Estados Unidos tenían a dos, en tanto Argentina cerraba la nómina con un representante.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.