Goleadas

Un recuento de las más sorprendentes goleadas en las copas del mundo

Autor:

José Luis López

En el fútbol, la gran «vedette» siempre será el gol. Pueden existir partidos de exquisito toque al balón, con jugadas que levanten al público de sus asientos. Pero si no llega el invitado Don Gol, entonces la fiesta pierde el encanto.

A saber, en el ámbito futbolístico no abundan mucho las casualidades. (Casi) siempre, los equipos de mayor aval técnico apenas le prestan la esférica a los más débiles. Y eso se podría traducir en un abultado marcador al término de los 90 minutos de juego.

La historia de las Copas del Mundo archiva escandalosas goleadas, y la mayor se la tributó la selección de Hungría a El Salvador: 10-1, en España 1982. Ahí marcaron Laszlo Kiss (3), Tibor Nyilasi (2), Laszlo Fazekas (2), Gabor Poloskei, Joszef Toth y Lazar Szentes.

Luego, aparecen dos abultadas cotas de 9-0. En Suiza 1954, otro cuadro húngaro se la endosó a Sudcorea, con tres goles del sensacional delantero Ferenc Puskás. También marcaron Sandor Kocsis (2), Peter Palotas (2), Mihaly Lantos y Zoltan Czibor.

En el otro 9-0, Yugoslavia barrió con Zaire, en la justa dirimida en República Federal Alemana 1974. Dusan Bajevic firmó tres disparos y fue secundado con uno per cápita por Dragan Dzajic, Ivica Surjak, Branko Oblak, Josip Katalinski, Vladislav Bogicevic e Ilija Petkovic.

Entretanto, la historia también recoge tres acrecentadas pizarras de 8-0. Y una de esas, se la endosó Suecia a Cuba, en la Copa del Mundo Francia 1938. Allí, Gustav Wetterstroem y Harry Andersson anidaron tres balones, mientras Tore Keller y Arne Nyberg lo hicieron en una ocasión.

Doce años más tarde, en Brasil 1950, el cuadro de Uruguay goleó 8-0 a Bolivia, con tres perforaciones de Óscar Míguez y dos de Juan Alberto Schiaffino, en tanto Ernesto Vidal, Julio Pérez y Alcides Ghiggia, cerraban la cuenta.

Y la goleada más actual, también por 8-0, fue obra de Alemania ante Arabia Saudita, en la justa Japón-Corea del Sur, en 2002. En ese festín, Miroslav Klose signó tres disparos. Michael Ballack, Carsten Jancker, Thomas Linke, Oliver Bierhoff y Bernd Scheneider, apoyaron el éxito germano.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.