Una prueba Mundial

Después de guiar a sus pupilos hasta el trono continental, Rodolfo Sánchez, técnico de la selección masculina cubana de voleibol, comentó a JR algunos aspectos relacionados con el torneo, la inminente participación en el Campeonato Mundial, el presente y futuro del equipo

Autor:

Raiko Martín

No son pocos en este archipiélago los que sueñan con ver al voleibol masculino cubano otra vez como referencia en el mundo de este apasionante deporte. Por diversos motivos, casi siempre ligados a situaciones extradeportivas, las grandes expectativas tejidas a partir de la conquista del segundo lugar en el Campeonato Mundial disputado hace cuatro años en Italia, se desvanecieron.

Luego de un resultado más que discreto en la Liga Mundial de 2013, comenzó un proceso de «reconstrucción» liderado por el técnico Rodolfo Sánchez que ya ha comenzado a rendir algunos frutos. El dominio en el tercero de los niveles en los que se dividió el torneo liguero de este año y la reciente conquista del título en la Copa Panamericana son ejemplos palpables.

Ahora el equipo da los últimos toques para incursionar en el cercano Campeonato Mundial que entre el 30 de agosto y el 20 de septiembre se disputará en varias ciudades de Polonia. De este y otros temas, JR conversó con el estratega pinareño.

La copa

«Además de servirnos para asegurar la clasificación a la Liga Mundial del próximo año, la reciente Copa Panamericana fue una competencia más de preparación rumbo al Campeonato Mundial y a los próximos Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, donde el objetivo es conquistar la medalla de oro. Creo que fue muy importante haber participado, teniendo en cuenta el nivel de los rivales que fue muy bueno. Aunque algunos equipos como Estados Unidos y Argentina llevaron segundas figuras, fueron oponentes muy competitivos. Países como Puerto Rico y Venezuela han crecido mucho y nos sirvió bastante para el fogueo del equipo.  Jugamos tres partidos que se extendieron hasta el quinto set, todos se ganaron, y eso sirvió mucho para seguir consolidando la formación regular, para seguir consolidando la mentalidad ganadora que le hemos imprimido a este grupo. Desde todos los puntos de vista fue muy fructífera la experiencia».

La preparación

«Indiscutiblemente hemos avanzado en todo lo que tiene que ver con la preparación técnico-táctica. En lo físico solo hemos tenido que reforzar el trabajo previo, ya que el grupo venía con un buen estado de forma gracias a la labor que había realizado el anterior colectivo técnico. Sin embargo, todavía no estamos satisfechos en cuanto a los niveles alcanzados en la defensa del campo. Tenemos que seguir trabajando fuertemente en ese aspecto. De diez equipos que participaron en la Copa Panamericana, fuimos el nueve en ese departamento y por eso aprovecharemos estos días antes del Mundial para hacer énfasis en ese renglón, además de seguir perfeccionando otros dos aspectos fundamentales en los que hemos mejorado un poco, como son el saque y la recepción».

Recibo y errores

«Al finalizar la Copa, estuvimos entre los cinco mejores equipos en el recibo, y eso es algo positivo, aunque hay que seguir trabajando para mejorar su eficiencia. En cuanto a los errores, su disminución solo es posible en la medida que los muchachos vayan jugando y limando todas sus deficiencias, que además de las fallas en la formación, se deben a la inexperiencia, o la presión que puedan sentir en un momento dado. Ahora en el reciente torneo fuimos de menos a más en ese sentido. Empezamos cometiendo 44 errores y parecíamos un equipo escolar. Tuvimos cinco semanas sin disputar un partido después de ganar el tercer nivel de la Liga Mundial y nos costó mucho trabajo retomar el ritmo competitivo. Pero ya en la final frente a Estados Unidos tuvimos un primer set de solo dos errores y terminamos con cifras acordes con las que debe terminar un partido de tres sets. Esperamos seguir más o menos así en el Mundial, porque a ese nivel las equivocaciones cuestan mucho más».

Primera vez

«El grupo tendrá ahora un promedio de edad menor al que asistió a la Copa Panamericana, porque se incorporan dos jugadores juveniles y salen dos que ya no están en esa categoría. Como mismo se trata de la primera vez para ellos es para el resto del colectivo, porque nunca antes he dirigido un equipo en un Mundial. Estamos muy ansiosos porque llegue el momento, pero sobre todo los muchachos tienen un ánimo excelente, como hace mucho tiempo no veía. Su mentalidad, y la de todos, es salir a jugar sin presión en cada partido y siempre luchar por la victoria, en tres sets o en los que sean, hasta el final, porque eso es lo que nos ha permitido conseguir resultados favorables en los últimos tiempos».

Rivales

«Sin dudas estamos en un grupo difícil. Está Finlandia, que es un buen equipo; Corea del Sur que, aunque digan lo que digan, viene trabajando muy bien y tienen una buena liga. Está Alemania, que ha sido un rival imposible en los últimos tiempos, al punto que nos ha dejado fuera de los dos Juegos Olímpicos más recientes. Está Brasil, que para mí ha sido el mejor equipo del mundo durante la última década. Y está Túnez, que aunque lo vencimos en la Liga Mundial, no es ningún manjar. Ha transcurrido tiempo desde esa competencia y seguro han mejorado su desempeño.

«Lamentablemente solo hemos podido ver jugar a Brasil y a Túnez, pero seguro que ya este equipo no es el mismo. No tenemos videos de Finlandia, ni de Alemania, tampoco de los sudcoreanos. Y los partidos frente a esos tres equipos son fundamentales para garantizar el paso a la segunda ronda y precisamente comenzamos jugando con Finlandia.

«Esta será una competencia en la que nos podremos medir y ver en qué nivel estamos».

Expectativas

«Para mí siempre un buen resultado sería ganar, o al menos conquistar una medalla. Pero tenemos que ser realistas, porque contamos con un equipo muy joven, que está en plena formación y tiene sus limitaciones atendiendo a esas circunstancias. Claro, pienso que podemos superar la primera etapa, al igual que lo piensa el entrenador de Túnez, y como lo piensa el resto de los preparadores de los restantes equipos. Ya veremos en el transcurso de la competencia si esas expectativas se concretan. Pasar a la segunda fase creo que será muy importante, pero si nos quedamos ahí no estaría satisfecho, como tampoco si nos eliminan en la siguiente. Repito que estamos conscientes del nivel que va alcanzando poco a poco el equipo y siempre uno debe exigirse un poco más. Y vamos a luchar por eso».

Las armas

«Nosotros siempre hemos buscado los 12 jugadores que mejor han estado en el momento que se ha tenido que elegir un equipo para participar en una determinada competencia. Y también que esos jugadores sepan cumplir funciones determinadas. Algunos con más peso y otros que deben salir en un momento determinado a resolver una situación puntual, como Alfonso, como Inovel, como Denis, que tienen que venir en un momento dado para reforzar. Esas son las bases sobre las que hemos elegido siempre a quienes forman los equipos. Desgraciadamente hay que seleccionarlos muchas veces con un mes de antelación a la competencia y se corre el riesgo de que determinado jugador no esté en su mejor momento después de tanto tiempo. Yo ahora mismo estoy muy contento con la formación del equipo, porque creo que los que están, están muy bien en estos momentos. Creo que estamos logrando estructurar una banca confiable para los momentos cruciales y afortunadamente hemos tenido un equipo titular muy estable durante este ciclo, con Rolando Cepeda como opuesto, Osmany Uriarte y Javier Jiménez como auxiliares, Isbel Mesa y David Fiel como centrales, Macías como pasador y Keibel Gutiérrez como líbero. Y eso es una fortaleza».

El futuro

«No solo estamos trabajando para una buena actuación en el Mundial, porque no se trata solo de eso. Miramos más lejos y también estamos preparando a jóvenes con mucho talento como el pasador Ricardo Calvo, quien después de algunos inconvenientes propios de la edad, ha venido madurando y se ha ganado un puesto en el grupo. También está el caso del central Félix Chapman, que es una revelación. Mide poco menos de dos metros, pero tiene tremendas potencialidades y ha demostrado poseer muy buen rendimiento en toda la preparación que hemos realizado. Por eso le hemos dado la oportunidad, lo hemos probamos en la Copa Panamericana y lo hizo muy bien para ganarse el derecho a estar en el equipo. Su entrada, más la incorporación de Danger Quintana cuando esté totalmente restablecido, reforzará mucho esa posición y la hará mucho más competitiva, algo muy beneficioso, porque hace falta que los centrales aporten mucho más al desempeño del equipo.

«En sentido general siempre estamos buscando la forma de garantizar el relevo, un proceso que desafortunadamente en los últimos tiempos hemos tenido que acelerar. Tenemos la tarea de buscar un sustituto fiable para Cepeda y creo que lo estamos logrando, también tenemos a mano un líbero con buenas condiciones para cuando no esté Keibel, y esa es parte de la estrategia para regresar a la élite, pero sobre todo para mantenernos».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.