Cuatro puños de plata

El equipo cubano de boxeo clasificó a sus primeros cuatro hombres para la gran final de estos Juegos Centroamericanos y del Caribe

Autor:

José Luis López

VERACRUZ— La eterna «amistad» entre los atletas cubanos de deportes de combate, quedó patentizada este martes en el World Trade Center, de esta ciudad. Ellos saben que son claves en cuanto evento múltiple compiten.

Por eso, mientras los gladiadores repartían tackles y supplés en su colchón, algunos metros a su lado los boxeadores conectaban todo tipo de golpes y clasificaron a sus primeros cuatro hombres para la gran final de estos Juegos Centroamericanos y del Caribe.

El festín lo inició el campeón olímpico Robeisy Ramírez (56 kilogramos), quien le aceptó el combate en las tres distancias al mexicano Sergio Chirino. Pero en todas lo superó sin contratiempos. La votación de 3-0 así lo confirma. El cienfueguero entró con varios golpes a la anatomía del rival, quien sí mereció el aplauso del respetable, mas no el voto favorable de los jueces.

«Yo ya le había ganado este año en el torneo panamericano del deporte. Él está en su casa y yo no podía darle ventaja de que se lo creyera. No quise apresurarme, esperé a que él entrara y lo superé en el contraataque. Además, como soy más pequeño, lo busqué adelante y le pegué bien», aseveró Robeisy a JR.

Después, el doble medallista de plata mundial Yasnier Toledo (64) tampoco le dio libertades al combativo mexicano Raúl Curiel. Con su imbatible esgrima boxística para eventos de esta categoría, lo mantuvo siempre a distancia y le conectó precisos golpes de zurda, tras mantenerlo a distancia con su letal jab de derecha. El 3-0 fue bien merecido.

Cada vez que subía un cubano, el público se alzaba en el graderío para ver una nueva demostración de buen boxeo, el cual escasea en este certamen.

El tercer triunfo de este martes fue obra del mediano Arlen López, quien también impuso su mejor arsenal técnico ante el venezolano Raúl Sánchez y lo derrotó por 3-0, mientras que el «Domador mayor» Erislandi Savón (91) no dejó margen a dudas, pegó potentes rectas de derecha y venció por unanimidad al veterano colombiano Julio Deivis.

Hoy escalarán al cuadrilátero otros cinco cubanos, en la segunda cartelera semifinal. Y todos están en condiciones de avanzar en busca del oro. Nivel cualitativo les sobra... y a sus rivales les falta para poder impedirlo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.