El brillo de lo nuevo

Este martes, Ciego de Ávila dio nocaut 11-0 a Holguín, Pinar del Río se impuso 7-0 a Isla de la Juventud, Matanzas ganó 7-6 a Granma, e Industriales derrotó 7-2 a Artemisa

Autor:

Raiko Martín

Antes de los juegos de este martes la tabla de posiciones de la presente campaña beisbolera había dado un cambio notable. Matanzas, con justo merecimiento, permanecía anclada en la cima, pero Granma, que no le perdía los pasos, andaba ahora a más de una subserie de diferencia. Y qué decir de Artemisa, que comenzó la nueva fase colocada en zona de clasificación y amaneció en la penúltima plaza.

Ahí mismo comenzarán los Cazadores su próximo cruce de armas, pues terminaron barridos en su propio cuartel por Industriales. Una vez más, la incapacidad de producir carreras salió a flote frente al cuerpo de serpentineros visitante, quienes apenas les permitieron seis anotaciones en 21 entradas.

En contraste, sus lanzadores no acaban de justificar su aureola. Ahora le tocó asumir la responsabilidad a Geonel Gutiérrez, y duró lo que un cubito de hielo bajo el sol del mediodía. El doblete de Yulieski Gourriel en la apertura fue una clarinada del calvario del segundo inning, rematado con un vuelacercas de Alexander Malleta para redondear el ramillete de seis anotaciones.

Mientras, el novato capitalino Raidel Orta se encargaba de tirar del freno, con una buena demostración en los seis episodios que duró sobre el box. Durante ese lapso espació cinco imparables locales y no salió ileso porque el experimentado espirituano Frederich Cepeda le desapareció la pelota abriendo la cuarta entrada.

Para el muchacho de apenas 18 años fue su segunda victoria en el campeonato y mantiene hasta el momento intacto su casillero de derrotas. No ha defraudado la confianza depositada en él por el mentor Lázaro Vargas para ocupar un puesto en la rotación. Ya va por cuatro aperturas —además ha actuado cinco veces como relevo—, y en casi 24 entradas de actuación ha permitido 18 imparables, para un average de .266.

Y ya que hablamos de los buenos números de este debutante, les propongo un repaso para explorar quiénes han protagonizado los estrenos más notables en la presente campaña, según las estadísticas acumuladas hasta ahora.

Pudiéramos comenzar por el pinareño Lázaro Alonso. Antes de los juegos de este martes había participado en 35 desafíos, bateaba para .310, con ocho extrabases, de ellos cuatro cuadrangulares. Después de las 33 empujadas de Luis Alberto Valdés, ninguno de sus compañeros superaba las 19 impulsadas.

En el resto de las plantillas se le acerca bastante el jardinero capitalino Yusnier Díaz, dueño de un promedio ofensivo de .293 gracias a 36 imparables en los 41 desafíos que ha disputado. Además, archiva seis batazos de dos bases y par de triples.

En el resto de las nóminas no existen debutantes con semejante peso con el madero en ristre, aunque hay talento que señalar. Un ejemplo es el del pinero Alfredo Rodríguez, quien ya iba por 42 imparables, 14 empujadas y una velocidad que le ha llevado a robar nueve bases en 11 intentos. De momento tiene los mismos ocho errores que una referencia en el campo corto como el holguinero Yordan Manduley, dato que apuntala su buen desempeño.

Si miramos hacia la lomita, sin dudas los focos son para el espirituano Yankiel Mauri, ahora como refuerzo de los Alazanes granmenses. El muchacho de 18 abriles relevó en 15 de sus 16 actuaciones, tiene acumuladas 47 entradas y un excelente promedio de carreras limpias por juego de 2.68. Antes de llegar a tierras granmenses presentaba un balance de 4-1 y de seguro contribuirá a los esfuerzos del equipo oriental para llegar a la postemporada.

Son algunas señas de que el relevo viene empujando, y entre ellos pudiera estar el próximo Novato del Año.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.