El tiro se quedó corto

La inestabilidad en el juego pasó factura a la selección cubana, que terminó cediendo en cinco parciales frente a su similar de Kazajstán en el partido definitorio del grupo N correspondiente al tercer nivel del Grand Prix de voleibol femenino

Autor:

Raiko Martín

TALDYKORGAN.- La inestabilidad en su desempeño terminó costándole a la selección cubana cerrar como primera en el grupo N. En cinco sets (16-25, 25-12, 24-26, 25-21 y 13-15), no todos jugados con la misma intensidad, la joven escuadra de la Isla capituló frente a la anfitriona representación de Kazajstán, la misma que volverá a enfrentar la próxima semana en tierras peruanas, donde se definirá la clasificación a la final del segundo nivel en el presente Grand Prix de voleibol femenino.

La sala del Palacio de Deportes Zhastar de esta ciudad se quedó pequeña, y el alboroto tuvo su efecto en la joven escuadra cubana, que durante el arranque nunca encontró acomodo sobre la cancha. En cuanto comenzó a hacer aguas la recepción, sumar puntos se convirtió en una odisea, y a medida que se fueron acumulando los errores creció el rival, que aprovechó cada uno de ellos para apuntarse un triunfo parcial casi desestabilizador.

Llamadas a capítulo, las cubanitas salieron a devolver el golpe y lo hicieron de forma demoledora. Para ello fueron fundamentales los servicios de Jennifer Álvarez, y una mejoría notable en el recibo y el pase, esta vez distribuido con acierto entre Melissa Vargas, la capitana Sulián Matienzo y la propia Jennifer.

Pero el rendimiento de este equipo sigue aportando muchas notas dispares. Del elevado nivel con que terminaron la segunda manga, bajaron vertiginosamente hasta desperdiciar una ventaja de tres puntos que parecía definitoria para el tercer tramo. Apoyado entonces por una delirante afición, el rival se creció hasta conseguir forzar un alargue que a la postre le favoreció.

Obligadas a nadar a contracorriente, las discípulas de Roberto García cerraron filas convencidas de que solo habían dejado escapar un punto en el hasta entonces impecable acumulado, y de que la victoria todavía era posible. No lograban retomar el endemoniado ritmo del segundo set, pero en la batalla cuerpo a cuerpo sacaron la casta cuando parecía que el recinto se les venía encima. Par de bloqueos de Daymara Lescay deshicieron el abrazo a la altura del punto 19, y la tropa kazaja no aguantó el empuje.

Quedaba así la escena lista para un cierre dramático, en el que la mentalidad jugó el papel decisivo y salió vencedor el equipo anfitrión porque supo gestionar mejor la presión. Mirado desde el punto de vista técnico, el desempeño de ambos cuadro dejó mucho que desear. Las locales tomaron una amplia ventaja de cinco puntos que parecía “mortal”, pero de a poco las cubanitas lograron descontar hasta igualar la pizarra a 11. Sin embargo, una vez más la incapacidad de recibir con acierto desequilibró la lucha y dictó sentencia.

Mirado desde el punto de vista estadístico, resulta imposible imponerse cometiendo 41 errores no forzados, casi la mitad —18 en total— con saques desperdiciados, mayormente en momentos claves para el desenlace. Del otro lado apenas hubo 24 equivocaciones, algo que equilibró su desventaja en ataque (57-39 a favor de Cuba) y bloqueo (13-9).

En el plano individual, Melissa —sin tener su mejor tarde— se apuntó 23 puntos para encabezar el ataque, al que Matienzo aportó 18 y Jennifer 15. Por las locales, Sana Anarkulova resultó la más efectiva con 18 unidades a su cuenta.

Así, las kazajas terminaron en el primer puesto con ocho puntos, uno más que la representación de la Mayor de las Antillas. En el tercer escaño finalizó Argelia después de barrer este domingo a Australia, que sin un triunfo en esta ronda tiene asegurada la presencia en la final por su condición de sede.

Tanto cubanas y kazajas viajarán hacia Perú para animar en la ciudad de Trujillo el grupo P junto a colombianas y anfitrionas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.