En bote hasta El Dorado

La delegación cubana de canotaje superará su actuación de Guadalajara, hace cuatro años

Autor:

Norland Rosendo

WELLAND, Toronto.— Después de dominar este lunes tres regatas y ocupar además un tercer lugar, me atrevo a asegurar que la delegación cubana de canotaje superará su actuación de Guadalajara, hace cuatro años, cuando se alcanzaron cuatro títulos: tres platas y dos bronces.

En la mañana, tan caliente como en el Caribe, subió la temperatura competitiva con la primera prueba, el K1 a 1 000 metros, en la que los anfitriones apostaban a Adam Van Koeverden. Las gradas estaban colmadas de aficionados que animaban a su representante al compás de la arenga del locutor.

Pero ni eso, ni su currículo de campeón mundial, subtitular de las Olimpiadas de Londres 2012 y multimedallista en varias copas del mundo, le bastaron para ganarle al cubano Jorge García, que continuaba así en la carrilera dorada de los Juegos, iniciada el domingo como parte del K4 a 1 000 metros.

Jorge hizo un tiempo de 3:40.990 minutos, con lo que revalidó su título de Guadalajara. Después entró el argentino Daniel Dal Bo (3:42.019), mientras la estrella local tuvo que conformarse con el bronce, a 2.065 segundos del líder.

Pero lo mejor estaría por llegar para el habanero de 26 años de edad. Menos de dos horas después volvió a la pista acompañado de Reinier Torres para intervenir en el K2 a la misma distancia. Y otra vez el primer lugar. La tercera presea dorada para Jorge.

Mucho mérito tiene en esa proeza la labor de Reinier. «En el último tramo me tocó “echarme el bote encima”, poner la fuerza, porque él está agotado y tengo que ayudarlo. Jorge tiene la virtud de que se recupera rápido y puede competir dos veces en el mismo día, yo no. Esta era la medalla más segura, y no podíamos fallar», comentó.

La embarcación caribeña registró 3:25.932 minutos. A 1.308 y 4.172 segundos, respectivamente, entraron los botes de Argentina y Brasil.

El cierre de la jornada también fue a ritmo de son. La isleña Yusmari Mengana lideró la final de K1 a 1 000 metros para damas. Terminó fatigada, pero se enroló en la bandera cubana y salió al encuentro con la prensa. De hablar bajito, pero segura de sí, dijo que estaba muy orgullosa con el resultado. «Es la primera medalla para mí en estos Juegos y espero que no sea la única. Pude aguantar la presión de la canadiense. Se la dedico al pueblo de Cuba y en especial a mi mamita y a mi abuela».

La otra presea de los antillanos fue de bronce y se la colgó la pareja masculina del C2 a 1 000 metros, integrada por Serguey Torres y José Bulnes, quienes escoltaron a las embarcaciones de Canadá y Brasil, ocupantes de los dos primeros lugares por ese orden.

Por último, Rolexis Báez entró cuarto en el C1 a 1 000 metros, a 12.298 segundos del campeón, el brasileño Isaquías Queiroz (4:07.866 minutos).

Cuando falta una fecha, Cuba va delante en el canotaje con cuatro títulos, una presea de plata y otra de bronce. Hoy esa cantidad debe ser superada.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.