Récord de velocidad entre Cayo Hueso y La Habana

El Alemán Klüh recorrió este sábado en la Apache Star, una lancha rápida, la distancia que separa ambos puntos en una hora y 45 minutos

Autor:

Servicio Especial

En solo una hora y 45 minutos el alemán Roger Klüh rompió este sábado el récord mundial de velocidad en el recorrido desde Cayo Hueso (Florida) a La Habana.

El piloto, ex jugador profesional de hockey sobre hielo, tenía previsto llegar al Club Náutico Internacional Ernest Hemingway en menos de una hora, pero un imprevisto surgió en el trayecto.

Tras su llegada, Klüh comentó a la prensa que la «tardanza» se debió a que su Apache Star, lancha rápida de 50 pies que alcanza una velocidad de 115 kilómetros por hora, tuvo dificultades para avanzar debido a un fallo en el motor y la rotura de unas mangueras.

A causa de estas averías, Klüh no pudo ofrecer, como estaba previsto, la demostración de velocidad con la Apache Star frente al Malecón de La Habana y hasta el río Almendares.

El alemán, quien se preparaba desde hacía tres años para este recorrido, batió la marca mundial anterior, de seis horas y 23 minutos, implantada en 1958 por el estadounidense Forrest Johnson a bordo del Tooky.

A la entrada de la bahía habanera, cientos de cubanos esperaban para darles la bienvenida a Klüh y a su tripulación. Entre la multitud se encontraba una treintena de amigos y familiares del alemán, reconocibles por sus camisetas Apache Star y quienes luego se unirían a la celebración por el récord y por el cumpleaños 50 del actualmente empresario y amante de la motonáutica.

En la Apache Star, perteneciente a la empresa norteamericana Fort Myers, también viajaron el jefe de navegación, el francés Damien Sauvage; el copiloto y propietario de los astilleros Apache, Mark Mc Manus, y el mecánico John Pompi, ambos estadounidenses, según reporte de Prensa Latina.

Para Klüh su hazaña es símbolo de la amistad que siempre primará entre las comunidades náuticas y los pueblos de Estados Unidos y Cuba.

En tanto, su novia Coco Tursie insistió en lo simbólico de este viaje, que viene a «unir las dos orillas», justo después de que Estados Unidos y Cuba restablecieran relaciones diplomáticas el pasado 20 de julio.

Las carreras desde La Florida a Cuba en lanchas a motor comenzaron en 1922, cuando el estadounidense Gard Word efectuó la travesía en nueve horas y 23 minutos, en la embarcación Lobo Plateado, de 50 pies de eslora.

Para noviembre próximo está programado el arribo a La Habana de una flotilla de lanchas a motor procedente de Cayo Hueso, nombrada Havana Thunder Challenge.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.