La hija tropical del desierto

Unos 150 ciclistas de varios países se lanzarán entre el 6 y el 10 de diciembre a la conquista de las montañas del occidente cubano

Autor:

Norland Rosendo

En una experiencia inédita, cuya única coincidencia con el trayecto de su «madre» será la arena del último día, cuando rueden por una exótica playa hasta la meta, 150 ciclistas de varios países se lanzarán entre el 6 y el 10 de diciembre a la conquista de las montañas del occidente cubano.

Es el Titan Tropic de mountain bike, una aventura que dicen sus organizadores, llegó para quedarse en nuestro país. La idea ha sido «tropicalizar» el Titan Desert, la carrera que efectuó su décima edición este año en las arenas del desierto en Marruecos.

Ardua ha sido la preparación para esta competencia. Se ha organizado meticulosamente cada etapa y la logística, según declaró a JR el comisionado nacional de Ciclismo, Héctor Ruiz. La idea es que Cuba se convierta en una parada atrayente para los practicantes de este deporte, y que en las próximas ediciones pueda abrirse la convocatoria a más de 150 corredores.

Rivales loma arriba

Para garantizar el éxito, desde la primera vez, entre los inscritos aquí aparecen el campeón y su escolta en 2015 de aquella competencia: el colombiano Diego Tamayo y el español Ibon Zugasti, respectivamente. Uno por confirmar su hegemonía en todos los escenarios; el otro, por la revancha.

También buscarán la gloria en los empinados y agrestes parajes de Artemisa y Pinar del Río, el portugués Luis Leao Pinto, rey de la travesía africana en 2013, plata en 2012 y bronce en 2011; el español Josef Ajram, subtitular en la premier de 2006, y Manuel Beltrán, quien fuera profesional durante 13 temporadas con equipos como Mapei, Banesto, Coast y Discovery Channel, y que ha finalizado en tres oportunidades la Titan Desert.

Entre ellos pudiera estar el   campeón. Pero en una prueba tan agotadora que exige, además de fuerza y buenas bicicletas, pericia y una gran voluntad, nadie es descartable.  Sobre todo cuando se trata de la primera vez.

Y eso lo saben los cubanos Álvaro Soca, José Mojica, César Rodríguez y Yasmani Balmaceda, quienes estarán acompañados por las también concursantes Olga Echenique y Danai Martínez. Ellos han entrenado en áreas próximas al circuito y han asegurado que buscarán, más que aprendizaje en este tipo de carreras, un buen resultado.

Pedaleo y turismo

El director técnico de la competencia, el español Manuel Tajada, recorrió la ruta y quedó impresionado con la belleza del paisaje y las características ideales para la competencia.

«Es un terreno de bosque cerrado, con muchos vadeos y algún tramo de mucho desnivel. Y un final inolvidable rodando por la misma orilla de la playa», dijo en una entrevista para el sitio www.solobici.es.

Aseguró que «va a ser una prueba dura, por la meteorología, con mucha humedad, por el tipo de recorrido y por el componente de aventura. Pero es más asequible que la Titan Desert».

Durante el fatigoso trayecto, los competidores podrán calmar el agotamiento con el disfrute de una flora y fauna exclusiva, lo mismo en el camino que en los parajes donde descansarán al concluir cada etapa.

Al amparo de la Luna

Aventura al fin, las noches no serán en cómodas habitaciones de hoteles. Semejante a la experiencia africana, se pernoctará en campamentos habilitados en paradisíacos sitios de Las Terrazas, Soroa y Viñales.

Es parte de la prueba: departir por las noches, intercambiar criterios y formas de convivencia, y sobre todo, disfrutar de los encantos de la naturaleza.

Los campamentos dispondrán de alojamiento en tiendas de campaña, servicio de bar y restaurante, atención médica, logística para los atletas, zona de lavado para las bicicletas, parqueos y duchas, entre otros.

Serán cinco días de vértigo, de rivalidades, de diálogo con entornos alejados de las rutinas citadinas. Cinco días en los que 150 pedalistas buscarán la meta, y si es en el menor tiempo posible, mejor.

Salida - La habana

Prólogo: Un recorrido de unos 35 km, totalmente urbano, por puntos emblemáticos como la Plaza de la Revolución, el Malecón o la Plaza de la Catedral, lugar en el que se dará la salida oficial a la prueba.

 

Meta - Cayo Jutías

Una etapa con un paisaje diferente. Anchas pistas alrededor de un bosque de tipo mediterráneo. Una parte final asfaltada y única, próxima al mar, antes de afrontar los últimos kilómetros sobre la arena blanca de la playa Jutías.

Etapa 1 - La Habana - Las Terrazas

Etapa de unos 65 km, variada con partes de asfalto, atraviesa un denso bosque, donde se afronta la parte de máximo desnivel de la jornada. La llegada a Las Terrazas se hace por anchas pistas, entre zonas habitadas, antes de acceder a la parte final de la prueba en constante subida.

Etapa 2 - Las Terrazas - Soroa

Una distancia semejante a la anterior. Al principio en descenso, antes de afrontar un pequeño bucle en las cercanías de Soroa y coger fuerzas para superar grandes desniveles. Parte final en descenso para llegar al campamento.

 

Etapa 3 Soroa - Viñales

Cerca de 90 km. Al principio asfalto, luego un denso bosque con vadeos y zonas de barro. Habrá una pista pedregosa. La llegada a Viñales será bordeando un lago y se entra al campamento por estrechos y frondosos senderos. Sin duda, la etapa reina de la prueba.

Etapa 4 Viñales - Viñales

Un bucle de 70 kilómetros, alrededor del campamento. Pistas en buen estado, con un principio más montañoso hacia la zona sur de la ciudad de Viñales. La subida hasta un mirador, donde un control de paso será el punto principal de la etapa.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.