Cavani trajo la luz a París

En el Parque de los Príncipes, en la capital francesa, el anfitrión París Saint Germain derrotó por 2-1 al Chelsea inglés, en los octavos de final de la lid

Autor:

José Luis López

Mucho toque, excelente ritmo, y claro está, goles que son amores. De todo eso y más hubo este martes en el trepidante partido de ida disputado en el Parque de los Príncipes, en la capital francesa, donde el anfitrión París Saint Germain derrotó por 2-1 al Chelsea inglés, en los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa.

Cuatro minutos después de ingresar a la cancha, el delantero uruguayo Edinson Cavani no desaprovechó una excelente asistencia del argentino Ángel di María para superar en el mano a mano al arquero Thibaut Courtois y sentenciar el duelo que su equipo dominó sobre el campo.

Los galos salieron con todas sus líneas listas hacia la cabaña de Courtois y, con el veloz Lucas guiando los hilos, «embotellaron» al cuadro visitante, que salió ileso gracias a la muralla protectora situada por el técnico Guus Hiddink en el centro de la cancha… y a los tentáculos del cancerbero belga.

Mientras, los ingleses tardaron más de 20 minutos para quitarse esa presión e iniciar sus intentos de asomo a la portería defendida por Trapp, quien evitó el primer gol del partido con su mano derecha. Lo hizo desviando un potente cabezazo de Diego Costa a pase de William, sin duda, el mejor jugador del cuadro visitante.

A base de velocidad y desequilibrio, ya estaba presentada la batalla entre brasileños: Lucas vs. William. En el minuto 39, en una de sus tantas internadas al área, Lucas fue derribado y Zlatan Ibrahimovic cobró el disparo a balón parado, que golpeó en la barrera y acabó despistando a Courtois. Así llegó el 1-0.

Pero solo siete minutos después, ya en tiempo agregado (min. 45+1), un córner lanzado por William fue mal despejado por Ibra en el primer palo y llegó al suelo, para que Mikel fusilara a Trapp. Y así se fueron al descanso.

El PSG salió igual de agresivo en el complementario, pero perdió parte de la batalla en el mediocampo, tras salir lesionado su «cerebro» Verratti. No obstante, llegó el tanto decisivo de Cavani, que lo redime con los hinchas molestos por su apatía goleadora en la liga francesa.

Este resultado supone la primera derrota del Chelsea desde que el holandés Guus Hiddink sustituyó en el banquillo a José Mourinho.

En el otro duelo de la jornada, el Benfica portugués derrotó en Lisboa por 1-0 al Zenit de San Petersburgo ruso, con gol de Jonás en tiempo agregado (minuto 90+1), luego de una falta lateral lanzada por el argentino Nico Gaitán.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.