¡Cómo cambian las cosas!

Sobre la pelota nacional es una realidad que los equipos que hoy amanecen en zona de clasificación directa han mejorado notablemente sus desempeños de un año a otro

Autor:

Raiko Martín

Este sábado comenzó el segundo tercio de la actual campaña beisbolera y vale la pena echar un vistazo al camino ya recorrido para apreciar algunos cambios con respecto a la versión precedente de nuestro pasatiempo nacional.

Aun contando los más recientes resultados, en los que varios de los implicados no tuvieron la mejor tarde, es una realidad que los equipos que hoy amanecen en zona de clasificación directa han mejorado notablemente sus desempeños de un año a otro.

Los Cocodrilos matanceros, por ejemplo, andan acelerados en la cima y siguen sin perder en su «pantano». Allí, los vigentes líderes de la tabla destrozaron las ilusiones de los Leñadores tuneros, quienes gozaron de mínima ventaja hasta la parte baja del sexto episodio. Fue entonces que la artillería yumurina abrió fuego sobre los envíos del abridor José Adiel Moreno y le fabricaron un decisivo racimo de cinco anotaciones, gracias, en gran medida, a los cañonazos impulsores de Ariel Martínez y Ariel Sánchez, y el triple con dos a bordo de Víctor Víctor Mesa.

Ahora la tropa matancera archiva un balance de 14 triunfos en 16 presentaciones y sigue mejorando sus guarismos, pues en la pasada edición había completado el primer tercio con foja de 9-6.

Otros que andan desbordados son los Cachorros holguineros, quienes llevan ya nueve éxitos en fila y habían cerrado sus primeras 15 presentaciones con récord de 9-6, ligeramente superior al 8-7 de la anterior temporada. En sus predios, donde han sufrido la mitad de sus derrotas, dieron esta vez una capa de espesa lechada a los Cazadores de Artemisa, quienes penaron la salida de su abridor Miguel Lahera.

El diestro había lanzado siete entradas casi perfectas, con solo cuatro hits permitidos y cinco ponches propinados. Mas la entrada de sus relevos destapó las penurias de su equipo, y los locales aprovecharon para fabricar las únicas cuatro anotaciones del juego.

Pero si hay un equipo que simboliza la metamorfosis en este arranque de campaña, ese es el de Camagüey, que hace un año cerró su juego 15 con apenas un solitario triunfo. En la jornada sabatina, a pesar de conectar 13 imparables y montar una rebelión en el noveno episodio con seis carreras, cedió frente a un Mayabeque que masacró en el mismo inicio a Vicyohandri Odelín y dos rescatistas, pisando el home una docena de veces.

Veremos si los agramontinos se recuperan de semejante paliza y vuelven a la senda victoriosa que les llevó ahora a igualar los 11 triunfos que archivan sumando los primeros tercios de las tres series precedentes.

El otro puntero que anda en mejores pasos es el elenco de Villa Clara, que del acumulado de 7-8 el pasado año, ya presume de diez éxitos y solo cuatro fracasos. No obstante, fue impreciso su desembarco en el siempre difícil puerto de Gerona, donde los Piratas pineros lograron sobreponerse de un temprano vuelacercas de Norel González. La estocada decisiva la puso allí el camarero Dainer Gálvez con un doblete que limpió las tres bases frente al relevista Yanny Delgado.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.