La Juve sacó boleto a Cardiff

Hoy se disputará el duelo de vuelta de la semifinal del derby madrileño entre el monarca exponente Real Madrid y Atlético Madrid

Autor:

José Luis López

Tal cual es, compacta y segura en todas sus líneas, dado el tino y oficio de su nómina sobre la cancha, la Juventus de Turín supo reponerse de un comienzo incierto y venció (2-1) este martes al Mónaco francés, para avanzar a su novena final de la Liga de Campeones del fútbol europeo.

El jugador clave, al igual que en el duelo de ida, fue su lateral derecho Dani Alves, autor de la asistencia con la cual el croata Mario Mandzukic abrió el marcador al minuto 33, y marcó el gol que amplió la ventaja a los 44’.

Alves le hizo caso omiso a la velocidad que imprimía por esa zona de la cancha el joven y eficaz delantero Kylian Mbappé —quien descontó en el 69’—, y no le dio descanso al volante de contención Tiemoué Bakayoko que, de seguro, ya soñó con él. Gambetas, centros y disparos desde diversos ángulos convirtieron al brasileño en un peligro permanente para la zaga gala.

A la Juventus le cayó un vendaval en los primeros minutos: Mbappé, Bernardo Silva y Radamel Falcao estaban decididos a abrir el catenaccio (candado defensivo). El trío, apoyado por Djibril Sidibe, llegaba y pisaba el área con total «irrespeto» ante la reconocida zaga italiana. Pero una vez más sus acciones eran neutralizadas por las prodigiosas piernas de Chiellini y Bonucci y las tenazas del cancerbero Gianluiggi Buffón.

La Juve logró rebasar el temporal, y con el paso de los minutos, supo leer el nuevo diseño de juego propuesto por el técnico del cuadro galo Leonardo Jardim. Se acoplaron sus jugadores, salieron con balón en movimiento… y con Alves en son de guerra. A los 33 minutos, Mario Mandzukic recibió un pase del brasileño y le pegó al balón, que fue rechazado por el portero Subasic. El croata capturó el rebote y, a la segunda, fue la vencida.

El propio Alves amplió el pizarrón con potente derechazo en el 44’. Y así se fueron al descanso, con el juego cuesta arriba para los franceses que nunca se rindieron. Mantuvieron su vocación ofensiva y en el 69’ llegó el gol de Mbappé, que quebró el invicto de la Juventus de 689 minutos sin recibir dianas en esta Champions. El récord pertenece al Arsenal inglés (995’), en la temporada 2005-06.

Hoy se disputará el duelo de vuelta de la semifinal del derby madrileño entre el monarca exponente Real Madrid y Atlético Madrid. El conjunto «merengue» ganó la ida por 3-0, con un hat trick de Cristiano Ronaldo. El ganador del match discutirá el título contra la Juve, el 3 de junio en Cardiff, capital de Gales.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.