Vale más un cambio a tiempo

Aunque no se sabe la sede ni el horario, al menos ya se conoce que la final de la WSB será el 15 de julio próximo

Autor:

Enio Echezábal Acosta

Tras la contundente remontada que se vivió hace poco más de una semana en el Coliseo de la Ciudad Deportiva, cuando la franquicia de los Domadores «barrió» a los Heroicos de Colombia y se desquitó de la estrecha derrota sufrida en tierras sudamericanas, todos los aficionados comenzaron a prepararse para disfrutar de la venidera final —y también defensa del título— de la Serie Mundial de Boxeo (WSB, por sus siglas en inglés) ante los Arlans de Astaná.

Casi sin tiempo para cambiarse los guantes, los de la Mayor de las Antillas tuvieron que viajar a Honduras, sede del torneo continental de la disciplina, en busca de sus boletos para la cita mundialista de agosto, que tendrá lugar en la ciudad alemana de Hamburgo.

Ya con el pasaje en la mano para el torneo del orbe, más un saldo de ocho metales dorados obtenidos en el certamen organizado en la nación catracha, quedaba todo listo para el enfrentamiento definitivo entre los muchachos de Rolando Acebal y los «lobos» kazajos.

Sin embargo, se conoció ayer que las fechas establecidas para el tope —23 de junio y 1ro. de julio—, han sido reprogramadas por los organizadores, quienes dieron pocas explicaciones al respecto, salvo que se mantendrán en contacto con las respectivas federaciones involucradas y que la velada final será el 15 de julio, sin definir el horario ni la sede.

Definitivamente, se trata de una medida de rectificación por parte de los miembros de la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA, por sus siglas en inglés), quienes seguro se percataron de que, a causa de la programación hecha por ellos mismos, los púgiles de ambos equipos involucrados en al duelo final, tuvieron que participar con muy poco tiempo en dos eventos de gran relevancia en el calendario de este año: las semifinales de la WSB y los torneos continentales celebrados en todo el mundo por estas fechas.

Bienvenido entonces el cambio, sobre todo si tenemos en cuenta que en el tiempo que ha pasado desde las semifinales de la WSB —exactamente 11 días—, los boxeadores cubanos han tenido que disputar como mínimo cuatro combates, que si bien no han sido todos de máxima exigencia, demandan el mismo esfuerzo y preparación.

En lo que llega la fecha fijada, los Domadores aprovecharán este tiempo para continuar su preparación de cara al enfrentamiento contra el rival que hace dos temporadas los venciera en la disputa del título, y que este año intentará volver a interponerse entre los cubanos y su segundo triunfo consecutivo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.