Borrón y cuenta nueva

Los cubanos enfrentan hoy a la selección de Irán, en el inicio de la segunda ronda del torneo

Autor:

Enio Echezábal Acosta

Hace un par de años, la incursión en tierras aztecas de la escuadra cubana categoría sub-21 en el Campeonato Mundial de Voleibol dejó un mal sabor en los parciales de la Mayor de las Antillas. Eliminados en la primera ronda y obligados a jugar en el grupo de los zagueros, los nuestros finalizaron ubicados en el 13er. escaño entre 16 selecciones.

Este año, el equipo llegó a República Checa con el objetivo claro de lavar esa imagen, y de paso subir lo suficiente en el escalafón como para demostrar sus verdaderas capacidades para competir, net por medio, contra los rivales de turno.

La derrota inicial ante los rusos hizo adelantarse a muchos, quienes pronosticaron de nuevo un cierre aciago. Sin embargo, el siguiente triunfo ante los estadounidenses y una espectacular remontada frente a Turquía terminaron por devolver la sonrisa a los miembros de la escuadra antillana, y también a innumerables seguidores.

Este resultado mejora como mínimo cinco lugares con respecto a la cita del orbe celebrada en 2015. Los nuestros se ubican ahora en la llave E, en la que deberán enfrentarse a Irán, Polonia y China, por ese orden, en pos de obtener uno de los dos boletos a semifinales.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.