Crónica de una victoria anunciada

Este es un premio al trabajo de toda la temporada, y sobre todo a la estabilidad en el juego y la forma física, logradas por la unidad del plantel y el cuerpo técnico

Autor:

Enio Echezábal Acosta

Que Santiago de Cuba iba a ser campeón lo sabía (casi) todo el mundo, desde que navegara por la eliminatoria del torneo en febrero y luego durante la fase final, dos etapas durante las cuales los Diablos Rojos de Lorenzo Mambrini tuvieron que mirar pocas veces hacia atrás.

Una defensa poco permisiva, y una «artillería» certera y constante, mantuvieron a la tropa indómita con la cabeza alta a lo largo del torneo, mientras sus más cercanos perseguidores se mantenían en espera de algún tropiezo, que nunca ocurrió.

Acumulando puntos en cada jornada, el once de la Ciudad Héroe llegó a la novena fecha de la fase definitiva con la posibilidad de decirle hasta nunca al resto de los elencos en competencia, y colocarse la corona a falta de un partido para el cierre oficial de la edición 102 de la Liga Nacional de Fútbol.

Este es un premio al trabajo de toda la temporada, y sobre todo a la estabilidad en el juego y la forma física, logradas por la unidad del plantel y el cuerpo técnico, quienes lograron llevar de nuevo la gloria deportiva a una ciudad que llevaba tiempo sin celebrar.

Choque de trenes en Rusia

¿Cristiano Ronaldo o Alexis Sánchez; Julian Draxler o Javier «Chicharito» Hernández? Esa misma pregunta se hacen los millones de fanáticos del más universal de los deportes, en espera de las semifinales de la Copa Confederaciones, que tendrán lugar el miércoles 28 y el jueves 29.

El día 28 tocará el turno a las escuadras campeonas de Europa y América, Portugal y Chile, quienes se enfrentarán en la Arena Kazán de esa ciudad. Un día después, los asistentes al Estadio Fisht, de Sochi, podrán ver al monarca mundial, Alemania, quien rivalizará ante la escuadra mexicana.

La gran final será el próximo domingo 2 de julio. ¿Quiénes llegarán?

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.