Del nervio a la semifinal

Una victoria, 3-1, ante China, de esas que se disfrutan como si se tratara de la definición de un campeonato, fue lo que vivió la selección cubana este jueves

Autor:

Enio Echezábal Acosta

Una victoria, 3-1, ante China, de esas que se disfrutan como si se tratara de la definición de un campeonato, fue lo que vivió la selección cubana este jueves, cuando logró su pase a la semifinal, gracias a una combinación que incluyó además la derrota en tiempo extra del plantel iraní.

Los discípulos de Nicolás Vives salieron como «trenes» a la cancha, con la meta puesta en superar a los del Gigante Asiático a cualquier precio. Dieron fe de ello las dos primeras escenas del partido, que terminaron con marcador de 25-21 y 25-23, y aunque cedieron en la tercera por un cerrado 26-24, vencieron 27-25 en la cuarta parte para cerrar el duelo a su favor.

Fueron determinantes en la sonrisa cubana los 24 puntos de Miguel David Gutiérrez, al igual que el esfuerzo de los infaltables Osniel Melgarejo (19) y Miguel Ángel López (20), a los que se sumó esta vez Javier Concepción, con 15 anotaciones.

No obstante, destacaron negativamente los 24 errores cometidos, cifra que los antillanos deberán tratar de disminuir, y así mejorar el rendimiento de cara a la lucha por las medallas.

Luego del encuentro, el coach Vives hizo mención a la calidad de los rivales de turno, y destacó la capacidad de los suyos para aprovechar las oportunidades y hacerse con el partido.

Por su parte, Adrian Goide, capitán de los caribeños, expresó su alegría por el resultado, y por mantenerse en la disputa por el pase a la semifinal.

Y es que, a pesar de dominar al representativo chino, los nuestros aún dependían del desenlace del otro choque de la llave E, en el que se enfrentaban Polonia e Irán, estos últimos en busca de un triunfo que les colocara por encima de Cuba.

Los iraníes se impusieron en el primer set, pero eventualmente los polacos demostraron su calidad para igualar las acciones. Así siguió el encuentro, con un set de los siguientes para cada bando, hasta que en el tie break los europeos ganaron el pulso 15-11, y confirmaron el pase de Cuba.

Noticia de lujo entonces, para un elenco que intentará igualar, o superar, las mejores actuaciones históricas en la categoría, que se cuentan en dos segundos lugares, en 1987 y 2009, e igual cantidad de metales bronceados, logrados en 1985 y 2005.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.