Una Isla en el corazón de Cary

Ayer, con el vigesimosexto partido terminó el periplo. A pesar del cansancio acumulado, los criollos muestran sus mejores caras

Autor:

Julieta García Ríos

CARY, Carolina del Norte. —A la entrada del Complejo Nacional de Entrenamiento de USA Baseball, donde han tenido lugar tres de los cinco partidos del tope amistoso entre la selección cubana de béisbol y los universitarios estadounidenses, un hombre espera la llegada de los jugadores.

Trae consigo una camiseta cuyo diseño es nuestra bandera nacional. Es colombiano y sostiene que cubanos son los mejores peloteros del mundo, por eso —dice— compré esta pieza en una fiesta latina en Durham. Quiero llevármela firmada como recuerdo de este juego, declaró a JR el colombiano Joel Vélez.

Próximo al juego, aspirar una bocanada de humo de tabaco es para algunos cubanos la mejor terapia antes de salir al terreno. Evocar a los ancestros es parte del folclor, es una huella que nos distingue y que llevamos bien adentro.

La Patria está en cada uno de los jugadores. Y ya echan de menos el hogar, la familia, la sandunga de la cubana al andar y un buen plato de congrí.

Desde finales de mayo los jugadores partieron de La Habana hacia la Liga Independiente Can-Am, jugaron 21 partidos y los 16 reveses mellaron el alma de la tropa de Roger Machado.

Ha sido un largo viaje en que las maletas se hacen y se deshacen una y otra vez. Se extraña el cubaneo en estos parajes donde el sol arde fuerte y el calor hace recordar el Oriente cubano.

Ayer, con el vigesimosexto partido terminó el periplo. A pesar del cansancio acumulado, los criollos muestran sus mejores caras. Tras ganar el primer juego ante los jovencitos del USA Baseball, se recobraron los bríos. Por primera vez en muchos días lograron dormir la noche entera. Esta noche vistieron el mismo traje de la anterior, para que no se fuera la buena suerte.

Dice Dachel Duquesne, el pitcher ganador, que el intercambio antes del juego con Manuel Fraga, secretario de la embajada cubana en Washington, les alentó. «Él nos recordó que a pesar de las derrotas en Canadá y aquí, el pueblo cubano nos está siguiendo y que nunca nos demos por vencidos».

A la pelota cubana se le admira aquí. Pestano es para muchos el pelotero cubano más completo. Y entre los actuales jugadores también despiertan admiración Yoelkis Céspedes, Yoanni Yera, Víctor Mesa…

Sentado en las gradas Evan Kirk vestía la camiseta de Industriales. El muchacho que estudia en City Planning dice que cuando visitó Cuba, fue al Latino, de allá trajo su camiseta. Mas ahora en el tope se inclina por Raúl González como jugador más valioso, porque es quien más imparables ha conectado.

En sus palabras a la prensa cubana Paul Sailer, oficial ejecutivo en jefe de la organización USA Baseball, expuso las razones por las cuales muchos siguen al equipo Cuba: «Para los cubanos quizá el béisbol no es la vida, pero la vida de ellos es en mucho el béisbol».

Esa sigue siendo la razón por la que cubanos de aquí y allá apoyaron a los nuestros en Cary.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.