Adieu con podio incluido

Al cierre de la cita del orbe los libristas sumaron su segundo metal bronceado

Autor:

Enio Echezábal Acosta

La jornada de clausura del Campeonato Mundial de Lucha, que cerró ayer en París, dejó otra sonrisa para los cubanos, pues luego de haber cosechado en la fecha anterior la segunda medalla de bronce, otro de los representantes de la Mayor de las Antillas pudo ascender este sábado al podio.

Tal fue el caso de Alejandro «Calabaza» Valdés, máximo anotador este año de la Bundesliga Alemana, quien logró hacerse con una de las medallas de bronce en la división de los 65 kilogramos, tras dominar 4-2 en el combate definitivo al bielorruso Azamat Nurykau.

Valdés había comenzado con sucesivos triunfos por superioridad ante el húngaro Norbert Lukacs (clasificatoria, 10-0) y el francés Maxime Fiquet (octavos, 12-1), y posteriormente arrasó al boricua Franklin Gómez en cuartos de final (11-2).

En las semifinales, Magomedmurad Gadzhiev, un polaco «atravesado», lo desvió de su ruta hacia el oro, en lo que fue una verdadera batalla sin cuartel que favoreció al europeo, a pesar de la paridad en el marcador (1-1).

Más tarde, el camagüeyano se repondría, y mediante la vía de repechaje terminaría haciéndose con el tercer lugar, que coincidentemente fue la presea número tres obtenida por los luchadores cubanos en el Mundial.

En esa misma jornada, otro de los representantes de la Isla en concurso, el pinareño Liván López, se quedó a un paso de las medallas, luego de comenzar ganando por superioridad (12-1) ante el griego Kyrillos Binenmpaoum, y en octavos de final repetir actuación, para doblegar 10-0 al sudcoreano Yunseok Lee.

Un rato más tarde, en la ronda de cuartos, Bekzod Abdurakhmonov, de Uzbekistán, le dio una cucharada de su propia medicina al vencerlo con igual marcador de superioridad (10-0), aunque la suerte quiso que el asiático no progresara más allá de las semifinales, resultado que le impidió seguir el camino hacia las medallas.

El tercer antillano en subir ese día al colchón fue Reineris Salas, aunque su inicio fue con el pie izquierdo, pues cayó por puntos (3-0) en su primer combate, frente al ruso Abdulrashid Sadulaev.

No obstante, el capitalino pudo avanzar, «arrastrado» por Sadulaev, y se impuso en el primer duelo del repechaje: 4-3 al polaco Mateusz Filipczak. Poco después, bastante cerca de la definición del podio, terminaría su participación con un cerrado «mano a mano», del cual salió victorioso con puntuación de 8-6 Elizbar Odikadze, de Georgia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.