Jugada a jugada, juego a juego

A la liga de Quebec, Canadá, fueron, más que a ganar juegos, a valorar cómo se comportaban los atletas en el roce internacional, incluso, frente a jugadores de más edad que ellos

Autor:

Norland Rosendo

Si de la preparación dependiera, el equipo cubano que participará en el Campeonato Mundial de Béisbol sub-18, entre el 1ro. y el 10 de septiembre, en Thunder Bay, Canadá, está listo para protagonizar una de las mejores actuaciones de una selección insular de este deporte en la actual temporada internacional.

Pocas veces en los últimos tiempos un conjunto de esa categoría ha tenido un entrenamiento que incluyera 15 juegos en una liga extranjera, lo que se complementó con topes frente a la reserva de Industriales y la preselección de Pinar del Río, previo al inicio de la Serie Nacional.

Sin embargo, el mentor del equipo, Alexis Martínez Dorta (cualquier coincidencia con los apellidos de Issac, el exjardinero avileño es pura casualidad, advierte el propio entrevistado), pondera también la unidad y el espíritu de triunfar que distingue a los muchachos.

«Podemos tener una ofensiva demoledora, excelentes lanzadores y una defensa hermética, pero si no hay cohesión y un ambiente de equipo, es más difícil lograr un buen resultado», explica el director villaclareño, quien ya asumió esa responsabilidad el año pasado con la escuadra juvenil que logró la medalla de plata en el Panamericano de Monterrey, México.

A la liga de Quebec, Canadá, fueron, más que a ganar juegos —vencieron en 13 de 15—, a valorar cómo se comportaban los atletas en el roce internacional, incluso, frente a jugadores de más edad que ellos, y a cumplir una etapa del entrenamiento en la cual interesaba más que conectaran bien por la banda opuesta, ensayaran los toques, buscaran batazos de línea y roletazos, entre otros objetivos.

Martínez Dorta explicó a JR que luego de la gira se concentraron en el aspecto táctico, en la práctica de jugadas que ejecutarán en el Mundial. Sobre las fortalezas del equipo enfatizó en la calidad de la ofensiva, con bateadores de tacto, y también elogió la versatilidad de los muchachos, pues varios juegan diferentes posiciones.

De los rivales en la cita del orbe, el mentor cubano confirmó que no tienen datos de ellos, solo de algunos jugadores de México y de Canadá, porque los enfrentaron el año pasado. «Pero nuestra filosofía es que todos los contrarios son fuertes y no nos descuidaremos de ninguno, ni siquiera de los que pueden parecer poco exigentes en el terreno», comentó.

Al valorar el staff de lanzadores cubanos destacó que promedian por encima de las 87 millas por hora y algunos tiran más de 90, exhiben ecuanimidad sobre el box y un buen control. «Además de los abridores, entre los que pensamos utilizar a Marlon Pérez, Brian Chi, Osvaldo Cárdenas, Yorlian Rodríguez, tenemos cerradores de notable velocidad como Rafael Sánchez y Huber Mejías.

Martínez Dorta confía en la experiencia de Michel Triana, Alfredo Fadraga y Miguel González, quienes estuvieron en el pasado Panamericano, así como en el talento de Loidel Chapellí, César Prieto, Mailon Tomás, Yuri Fernández, Víctor Mesa, entre otros.

Cuba fue ubicada en el grupo B, junto a Japón, Estados Unidos, México, Holanda y Sudáfrica, con el cual debuta el propio día inaugural. En la otra llave aparecen Corea del Sur, Taipéi de China, Australia, Italia, Nicaragua y la selección anfitriona.

Por la tradición que tienen en este deporte, Japón, Estados Unidos —actual monarca— y los mexicanos deben presentar nóminas poderosas, añadió.

Sobre el sistema competitivo, el mentor destacó que es importante ganar todos los juegos posibles, porque los resultados de la fase de grupos se arrastran para la segunda ronda. «Por eso, concluyó, es que nosotros iremos poco a poco, jugada a jugada, juego a juego, pero siempre con el oro como meta».

Toque de historia

Aunque Cuba es el máximo ganador de estas citas con 11 coronas, más dos preseas de plata y cinco terceros lugares, no alza un título desde la justa de 2004. La última medalla conquistada fue de bronce (2013), y en la edición de 2015 quedó en quinto lugar. Como dato curioso, Cuba tiene la cadena más larga de cetros seguidos (4), entre 1984 y 1987, cuando los torneos eran anuales; pero Estados Unidos archiva tres coronas a la hila y si gana en esta edición igualaría el récord.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.