Goles, números e historia

JR hace un recorrido por algunos de los principales récords y estadísticas goleadoras en los torneos nacionales de fútbol a partir de 1959

Autor:

Enio Echezábal Acosta

Casi 60 años después, muchas son las historias que pudieran contarse de los torneos nacionales del fútbol cubano posteriores al triunfo revolucionario, evento de recorrido mucho más extenso que luego de épocas más o menos buenas, celebrará dentro de poco su edición número 103.

Hablar de cifras y récords a lo largo de este período resultaría un proceso tedioso y más que complejo, si no fuera porque el singular y carismático estadístico Benigno Daquinta, colaborador habitual de JR, ha logrado lo que pocos, al reunir algunos de los principales números en torno a los goles anotados durante las últimas seis décadas de balompié en la Isla.

«Manitos» y goleadas

El 3 de noviembre de 1974 Dagoberto Lara, jugador de los entonces Azucareros villareños, se convirtió en el que por primera vez marcó una «manito», o lo que es lo mismo, sumó cinco dianas en un partido.

La hazaña la logró en el capitalino terreno de Campo Armada, fecha en que su equipo marcó un total de ocho veces frente a Camagüey. Aquel día también se hicieron presentes en el marcador sus compañeros Roberto Pereira, autor de un doblete, y Andrés Roldán.

Algo similar ocurrió pocos años más tarde, el 18 de octubre de 1981, cuando el conjunto agramontino sentenció la mayor goleada registrada dentro de los torneos cubanos, al endosarle un 19-0 al 11 de Las Tunas.

Aquel día Agustín Pérez rompió las redes en cinco ocasiones, aunque no estuvo solo entre los artilleros múltiples, pues Orestes Pérez hizo un «póker» (4), Roberto Varona y Luis Enrique Yero lograron sendos hat-tricks, (3) mientras Pedro Pires sumaba dos, más uno per cápita de Ángel Horta y Armando Pérez.

Tuvieron que pasar más de dos décadas para que se repitiera el hecho, y el protagonista de ese partido fue el cienfueguero Diosney Pez, quien igualó frente a Sancti Spíritus la cota de cinco «bombas» en un solo choque, que esa vez tuvo un marcador final de 7-1.

La sede: el Luis Pérez Lozano de la Perla del Sur, y la fecha: 13 de octubre de 2007. Los otros afortunados de ese día fueron el local Dunier Calderón (2) y Yoandry Horta, quien anotó el de la honra para los espirituanos.  

Un defensa internacional se vistió de ariete la última vez en que alguien logró semejante cifra. El 8 de abril de 2015 la suerte bendijo a Yenier Márquez, líder de aquel Villa Clara, en el baile de 12-0 que propinaron a Las Tunas en el terreno de Santo Domingo, localizado en la central provincia. La lista de perforaciones la integraron además Yannier Martínez (2), y Roberney Caballero, Luis A. Villegas, Luis Alba, Norgeman Rodríguez y Osmani Capote, todos con un tanto.

«Sospechosos» habituales

Siguiendo por la cuerda de los jugadores que han hecho trizas la puerta contraria en repetidas ocasiones durante el milenio en curso (del 2000 en adelante), habría que volver a remitirse a los numeritos de Daquinta, que colocan al avileño Sander «Keko» Fernández como el mejor jugador de cartas, pues se trata del único que ha logrado un par de «pókers».

El primero de ellos tuvo lugar el 20 de febrero de 2010, en la fecha 26 de la clasificatoria, y la víctima fue La Habana, que cayó por 6-1. La segunda ocasión fue en 2015, el 12 de mayo, cuando Ciégo de Ávila arrolló a los tuneros con pizarra de 7-1.

Yoandir Puga (derecha) es el jugador en activo con más anotaciones. Foto: Getty Images

Los restantes cubanos que han conseguido hacer cuatro goles en el mismo choque, todos en una sola ocasión, son el pinero Yoandir Puga, los villaclareños Arichel Hernández, Yenier Márquez, Roberto Linares y Serguei Prado, el avileño Maikel Rodríguez y el habanero Lester Menéndez.

También entre los magos figura Keko, quien junto al avileño Lester Moré y el tunero Geovanny Ayala, lidera con seis el apartado de más tripletes, conocidos como hat-tricks o truco del sombrero, término proveniente del cricket, en donde antiguamente se premiaba con esa prenda (nombrada como hat en inglés) al lanzador que conseguía eliminar a tres bateadores al hilo. 

Entre los «triplistas» múltiples, se hallan Yoandir Puga (IJV), Jensy Muñoz (HAB), Disney Aquino (SCU), Reinier Alcántara (PRI) y Ariel Betancourt (VCL); mientras que con dos aparecen Ariel Martínez (SSP), Alberto Delgado, Lázaro Molina (HAB), Serguei Prado (VCL) y Maikel Celada (LTU).

La centena y algunos récords absolutos

Las cifras cerradas representan momentos de gran relevancia en el deporte, más todavía en el fútbol, en el cual las estadísticas no son tan abundantes.

Sin dudas llegar a los cien goles es una meta que cualquier delantero quisiera alcanzar, aunque en Cuba nadie pudo hacerlo primero que el villaclareño Roberto Pereira.

Este comenzó su recorrido por las lides nacionales en 1969, y logró su primer tanto en el Pedro Marrero el 31 de agosto de 1972 contra el equipo de Granjeros. La centena llegó para él a finales de 1987, el 30 de diciembre, al marcar el segundo del encuentro frente a Matanzas, que se jugó en Unión de Reyes.

A pesar de haber sido el primero en llegar a cien, y el más veterano en lograrlo (35 años), el ariete de los Azucareros, no fue el más rápido en alcanzar ese significativo número, un mérito que corresponde al talentoso Lester Moré, quien lo hizo en solo nueve temporadas (1995-2004), mientras que Pereira necesitó el doble (18). Curiosamente, Moré fue además el más joven en alcanzar ese límite, al lograrlo un mes y tres días después de cumplir los 27 años, el 18 de agosto de 2004.

Entre los líderes históricos de los torneos nacionales aparece en punta Serguei Prado (VCL, 126 goles), seguido del propio Moré (CAV, 123), Ariel Betancourt (VCL, 122), Héctor Ramírez (HOL, 109), Roberto Pereira (VCL, 108), Yoandir Puga (IJV, 107) y Geovanny Ayala (LTU, 104).

Entre todos ellos, el único que se mantiene activo jugando en Cuba es Puga, quien a pesar de sus 30 años, pudiera escalar y acercarse algunas posiciones en pos del liderato.

Además, hay otros cuatro futbolistas que están ya bien cerca de la añorada centena. Tal es el caso del camagüeyano Armando Coroneaux (93 goles), «Keko» Fernández (87), Alexei Zuasnábar (GTM, 72), y un poco más lejos el tunero Maikel Celada (57).

Antes de finalizar, resulta válido hacer la aclaración de algunos jugadores cuyas cifras exactas aún se mantienen en discusión.

Primero está el caso de Yoandir Puga, quien tiene un gol en disputa que pudiera engrosar su palmarés, y algo parecido ocurre con Geovanny Ayala, a quien algunas publicaciones otorgan un gol marcado durante el partido celebrado en el Ovidio Torres de Manatí, el 7 de noviembre de 2009, como parte de la 11na. jornada del torneo nacional. Aquel día finalizó con resultado de 2-0 a favor de los locales, y de acuerdo con los archivos de Daquinta, Edgar Márquez y Yunier González fueron los autores de las perforaciones tuneras.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.