Suspenso

Luego de que México venciera a la campeona Alemania, y de que Suiza empatara con la todopoderosa Brasil, este lunes tuvo también sus buenas dosis de tensión

Autor:

Enio Echezábal Acosta

Si algún director de cine fuera a ser elegido para filmar una película sobre la Copa del Mundo de fútbol Rusia 2018, nadie podría extrañarse si escogieran al británico Alfred Hitchcock. Nadie como el Maestro del Suspenso habría sido capaz de poner tantos giros inesperados en la trama de este torneo. Y es que luego de un domingo más que agitado, quedó bien claro que en esta edición los supuestos favoritos no van tener las cosas nada fáciles en su intento por avanzar en pos del título.

Luego de que México venciera a la campeona Alemania, y de que Suiza empatara con la todopoderosa Brasil, este lunes tuvo también sus buenas dosis de tensión.

A primera hora, Suecia y Corea del Sur se enfrascaron en un choque de «Vértigo», durante el cual ambas partes alternaron la posesión y el protagonismo en las áreas rivales. 

En un partido semejante a un largo e intenso pulso, los nórdicos eventualmente consiguieron manejar los compases e imponer su ritmo sobre el césped del estadio de Nizhni Nóvgorod. Ya con la pelota de su lado, la tropa de Age Hareide logró esclarecer sus intenciones, tras mucho empujar, una falta en «zona caliente» —y la posterior intervención del VAR— permitió a Andreas Granqvist convertir la ventaja definitiva para el Wunderteam. 

Hasta ahí el ambiente estaba bastante animado, justo cuando llegó el partido intermedio. En el espectacular estadio Fisht, de la ciudad-balneario de Sochi, debutó Bélgica, uno de los equipos llamados a sorprender en el torneo. Con un once lleno de figuras de élite como Eden Hazard, Kevin De Bruyne o Romelu Lukaku, los terceros del ranking FIFA partían como enormes favoritos frente a un once panameño, cuyo mérito más grande hasta ahora estaba en haber conseguido su boleto a la cita mundialista.

Sin embargo, poco importó el pronóstico previo, pues a lo largo de 45 minutos ambos fueron como  «Extraños en un tren», incapaces los Diablos Rojos de concretar su superioridad debido a la falta de conexión entre sus creativos, mientras los canaleros se mostraban carentes de cualquier alternativa para romper un partido que les salía mejor de lo esperado.

De mediocre pudo tildarse la actuación de los europeos, si no hubiera sido porque recién salidos del descanso, Dries Mertens empalmó magistralmente un balón aéreo suelto en el área, y borró una paridad que estaba a punto de convertirse en motivo de desesperación para los suyos. Luego, un doblete de Lukaku terminó por decretar la goleada que muchos anticipaban. No obstante, tendrán que hacer un mejor trabajo para no pasar tantos sustos.

En el enfrentamiento más esperado, los ingleses, llenos de talento y juventud, mostraron demasiada «Psicosis» para imponerse a un once tunecino que tuvo la capacidad de recuperarse de una temprana desventaja y la lesión de su portero titular.

Sobre el césped de Volgogrado, los muchachos de Gareth Southgate tuvieron un montón de oportunidades para adelantarse desde el mismo inicio, y aun a pesar del gol de Harry Kane, el Dios del fútbol los castigó, e igual que reza aquella frase, no lo hizo «ni con palos ni con piedras». La pena vino en forma de infracción, cortesía de Kyle Walker, mientras que Ferjani Sassi fue el verdugo encargado de poner equilibrio en el marcador.

Ya con el tiempo cumplido, parecía que otro favorito se iba a quedar sin ganar en su primer partido, pues una y otra vez resultaban infructuosos los embates de los Tres Leones. Solo un córner mal defendido, y de nuevo la pericia de un «depredador» como Kane salvaron a un conjunto que de mejorar su contundencia, podría dar muchos dolores de cabeza de aquí al 15 de julio.

Resultados del 18 de junio: Suecia 1-0 Corea del Sur (Granqvist 65’P); Bélgica 3-0 Panamá (Mertens 47’ y Lukaku 69’, 75’); Túnez 0-1 Inglaterra (Sassi 35’P/Kane 12’, 90+1’)

Los duelos de hoy:

  • Colombia-Japón (8:00 a.m.): Debuta en Saransk una de las selecciones que mejor lució hace cuatro años en tierra brasilera. Aunque los de José Pekerman se ven como ligeramente superiores a los nipones, un exceso de confianza podría hacerlos caer en la trampa de los Samuráis Azules, siempre ordenados.
  • Polonia-Senegal (11:00 a.m.): Tal vez uno de los mejores partidos del grupo será el que se juegue en la Otkrytie Arena moscovita. Aunque los polacos tienen un enorme balance en todas las líneas y un delantero estrella como Lewandowski, por su parte los Leones de Teranga intentarán aprovechar su velocidad y el enorme potencial de su líder, Sadio Mané.
  • Rusia-Egipto (2:00 p.m.): En un choque que genera muchas expectativas por la posible participación del egipcio Mohamed Salah, los anfitriones saldrán en busca de un triunfo que los asegure en octavos de final. Dependerá en gran medida el resultado de lo que sea capaz de hacer el Faraón del Liverpool, sobre todo porque los locales se mostraron muy sólidos, y de seguro querrán mantener su paso ganador.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.