Víctima de programa de secuestros de la CIA recibe Premio Letelier-Moffitt

Maher Arar, secuestrado por oficiales estadounidenses en el 2002, y transportado a una prisión siria para ser torturado, fue liberado luego sin cargo alguno en su contra

Autor:

Juventud Rebelde

Maher Arar juega con sus hijos Baraa y Houd. Maher Arar, una de las víctimas de la llamada «rendición extraordinaria», el programa de la CIA para secuestrar y detener indefinidamente en cárceles secretas a «sospechosos de terrorismo» recibió en la noche del miércoles el Premio de Derechos Humanos Letelier-Moffitt, otorgado por el Instituto de Estudios Políticos, con sede en Washington, la capital estadounidense.

La publicación radial y televisiva alternativa Democracy Now, en su sitio digital, informó que Arar no pudo estar presente en la ceremonia, porque permanece en la lista de quienes no pueden volar a Estados Unidos a pesar de que su propio gobierno en Canadá ha reconocido públicamente que es inocente, pero se difundió en video el discurso de aceptación de quien fue secuestrado por oficiales estadounidenses en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York en el año 2002.

Maher Arar, ciudadano canadiense, fue transportado a una prisión en Siria —dice Democracy Now— donde permaneció durante diez meses y diez días en una celda que parecía una tumba y fue golpeado, torturado y forzado a hacer una confesión falsa de que tenía vínculos con Al Qaeda. Luego fue liberado sin cargo alguno en su contra.

De esta forma se convirtió en el primer sobreviviente del programa secreto de rendición extraordinaria de la administración Bush que relató su terrible experiencia, y en septiembre el gobierno de Canadá clarificó su nombre y criticó a la administración Bush por esa acción.

El Premio del Instituto de Estudios Políticos lleva el nombre del ex canciller chileno Orlando Letelier, quien fuera miembro de esa institución, y de la joven investigadora estadounidense Ronnie Moffitt, ambos víctimas de un atentado terrorista perpetrado en la capital estadounidense en 1976, en el que intervinieron los cuerpos represivos de la dictadura de Augusto Pinochet, la Agencia Central de Inteligencia y terroristas de origen cubano que hoy gozan de libertad y protección y residen en Estados Unidos, como Luis Posada Carriles.

En su video-discurso Maher Arar destacó el significado del galardón que demuestra que «todavía hay norteamericanos que valoran nuestra lucha por la justicia» y que «están verdaderamente preocupados por el futuro de Estados Unidos».

Denunció, además, que su historia no es única, pues en los últimos dos años se han podido escuchar la de muchas otras personas secuestradas, ilegalmente detenidas, torturadas y eventualmente liberadas sin que hayan sido acusadas de crimen alguno en algún país. Relató asimismo que su pesadilla comenzó el 26 de septiembre de 2002 cuando fue detenido por oficiales del FBI. en octubre cuando se le dijo que lo enviaban a Siria, una funcionaria del Servicio de Inmigración (INS) le leyó un párrafo que lo choqueó, en el que le advertía que esa agencia no era firmante de la Convención de Ginebra contra la Tortura, lo que significaba claramente: te vamos a enviar a ser torturado, y a nosotros no nos interesa.

El premio Letelier-Moffitt fue presentado por la afamada actriz Vanesa Redgrave, quien es una destacada activista a favor de los derechos humanos, de los detenidos ilegalmente en la base Naval de Guantánamo, miembro fundadora de Artistas Internacionales contra el Racismo y Embajadora de buena Voluntad de la ONU.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.