Implementan en Venezuela Misión Revolución Energética

Jóvenes venezolanos junto a trabajadores sociales cubanos reemplazarán 52 millones de bombillos incandescentes por ahorradores en todo el país sudamericano

Autor:

Trabajadores sociales de Cuba y Venezuela realizan el cambio de 52 millones de bombillos ISLA MARGARITA.— Energía, horario pico, consumo, se han vuelto palabras de moda en Isla Margarita. Hace varias semanas que jóvenes venezolanos y cubanos sustituyen aquí bombillos incandescentes por ahorradores, explican las ventajas del cambio y la necesidad de usar racionalmente los recursos naturales.

Desde las refinadas urbanizaciones de Maneiro, hasta los humildísimos ranchos de Achípano y Ciudad Cartón, mochilas a cuestas, 75 parejas de trabajadores sociales de los dos países acometen la tarea, en uno de los frentes de la Misión Revolución Energética que lanzara en este lugar el Presidente Hugo Chávez.

Cuando concluyan, en los próximos días, habrán reemplazado más de 700 000 bombillos incandescentes, y ayudado a rebajar considerablemente el consumo eléctrico de la isla.

No obstante, los beneficios ya son notables. En diciembre, mientras la temporada turística llegaba al tope y los hoteles se llenaban de huéspedes, se temía el colapso del sistema electroenergético margariteño.

Con los nuevos bombillos se han disminuido significativamente las interrupciones por sobrecarga del sistema. O sea, que solo con este cambio se ha logrado el alivio inmediato de la isla, alimentada desde tierra firme por un cable y una planta de diesel, que no alcanzaba para satisfacer la demanda.

HABLAN LOS PROTAGONISTAS

A Charles Fourt la experiencia venezolana le ha exigido mayor preparación, pues aquí no existe una cultura del ahorro como en Cuba.

Para Charles Fourt las acciones de la Revolución Energética no son nuevas. En los dos últimos años, este joven guantanamero participó en las operaciones de control de combustible en Holguín, y luego en Pinar del Río y Ciudad de La Habana, entregando equipos electrodomésticos del módulo de cocina. Pero la experiencia venezolana le ha exigido mayor preparación para tratar con las comunidades, ante la necesidad de desarrollar aquí una cultura del ahorro.

«Al llegar a los barrios, la gente enseguida se moviliza, nos preguntan cómo anda la salud de Fidel, los niños vienen a auxiliarnos con escaleras o las mochilas, un vecino ayuda al otro. Se parece mucho a nuestro país por el calor de la gente», comenta.

Carlos Medina considera muy buena la idea porque va a repercutir en su economía familiar. Nirva Morán asegura que la luz blanca de los nuevos bombillos es «lo mejor que se ha inventado para coser». Humberto Briceño abre las puertas de su casa de par en par, porque «soy bolivariano y saludo las ideas de mi presidente, que siempre han traído bienestar al pueblo».

Después del trabajo, las mochilas quedan listas para el día siguiente.

Emisoras locales de radio, líderes comunitarios, médicos cubanos de Barrio Adentro y personal de las demás misiones, se han sumado también a esta gran batalla por el ahorro de energía.

Aunque al principio podían existir algunas dudas de hasta dónde sería aceptada la idea, resulta asombroso que más del 97% de la población visitada la ha apoyado.

«En los barrios pobres nos han tratado muy bien. Hemos llegado hasta los ranchitos más apartados, a aquellos sitios que tienen fama de ser conflictivos, y en ellos es donde mejor nos ha ido».

Los bombillos gastadores son destruidos.

«A veces nos agradecen tanto que no lo puedo creer», confiesa Victoria Ramírez. «Siempre terminamos muertos de cansancio, pero al otro día nos levantamos pensando en que vamos a llevar alegría a personas necesitadas, y eso nos estimula.

«En algunos lugares la gente vivía a puertas cerradas, y ahora salen a cooperar, nos dicen que quieren al Comandante Chávez, que sigamos adelante, y uno se da cuenta de que Venezuela está cambiando».

Este prometedor programa, que está solo en su primera etapa representará un considerable ahorro en combustible y en inversiones. Pero lo más importante es el ejemplo que desde aquí —la nación con una de las mayores reservas de combustibles fosiles— se está dando al mundo, en función de preservar el medio ambiente y a la especie humana.

MISÍÓN AL INFINITO

Hasta el momento una fuerza hermanada de trabajadores sociales de Cuba y Venezuela han trabajado en la sustitución de bombillos incandescentes por ahorradores, en 12 de los 24 estados del país.

La Misión Revolución Energética incluye además la instalación de sistemas de grupos electrógenos, la sustitución de hidrocarburos por gas natural en la generación eléctrica, y el empleo de fuentes renovables de energía.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.