Estados Unidos se niega a llamar terrorista a Posada Carriles

Afirman que no tienen que justificar la detención del terrorista Luis Posada Carriles por entrar ilegal al país

Autor:

Juventud Rebelde

El Departamento de Seguridad Interior (DHS) estadounidense afirmó este miércoles que no tiene que justificar la detención del terrorista Luis Posada Carriles por entrar ilegal al país, porque está bajo custodia de otra agencia por otro caso.

El DHS responde así a una orden emitida en noviembre pasado por un juez federal de El Paso (Texas, suroeste), quien ordenó al DHS justificar antes del jueves 1ro. de febrero la detención de Posada Carriles, o dejarlo libre. Así desestima la petición de habeas corpus presentada por los abogados de Posada Carriles.

El DHS argumenta que Posada ahora está bajo la jurisdicción del Departamento de Justicia, con cargos penales, aludiendo a que fue acusado (indictment) en enero de este año por el Departamento de Justicia ante un tribunal en Texas por fraude migratorio y falso testimonio —un caso criminal—, por haber mentido en una solicitud de ciudadanía al decir que entró ilegalmente a Estados Unidos por la frontera con México en marzo de 2005, cuando realmente lo hizo por mar en el barco Santrina con varios cómplices.

«La Fiscalía no quiere declarar a Posada terrorista ni presentar evidencias ni documentación, de que es un criminal, y pide que la Corte desestime el habeas corpus con el tecnicismo de que está procesado por un delito en Texas, para que sea el juez encargado del caso penal el que impida su liberación», afirmó a Cubadebate el abogado José Pertierra, quien representa al Gobierno de Venezuela en el caso de extradición del terrorista.

El informe de cinco páginas del DHS añade que como Posada ha dicho que él no desafía la orden de detención por los cargos penales, por ahora, entonces la petición de habeas corpus en la corte de El Paso no procede.

Por la misma razón, dice la Moción, no es necesario que el Gobierno responda antes del 1ro. de febrero al tribunal, o que presente evidencia de que Posada sea terrorista o un peligro, o alguien cuya libertad perjudica los intereses de las relaciones exteriores norteamericanas.

Concluye que el indictment de Posada y la orden de detención de la Fiscalía convierten en «improcedente» la petición de habeas corpus ante la corte migratoria de El Paso.

«En otras palabras —dice Pertierra—, no van a presentar argumentos contra Posada Carriles. Se trata de una extensión de la estrategia inicial del caso, para no tener que pronunciar la palabra terrorista en relación con Posada Carriles. Se tratan de escudar con cargos de mentiroso para evitar procesarlo por los 73 homicidios en primer grado que supone el proceso por la voladura del avión», crimen pendiente de juicio en Venezuela.

Comentó que, al procesarlo solo como mentiroso, la administración norteamericana pretende impedir que sea declarado como terrorista ante un juez federal y prorrogar así sus obligaciones de extraditarlo a Venezuela o procesarlo en EE.UU. por los cargos de asesinato.

Aseguró que los cargos penales tienen una doble función: primero, le dan una prórroga legal al proceso de extradición. Segundo, tratan de esquivar este plazo que tenían ante un juez federal que lo obligarían a presentar evidencias de sus crímenes y pronunciar la palabra terrorista.

«Es una maniobra legal para burlar la justicia que le deben a la memoria y a los familiares de 73 personas indefensas que Posada Carriles asesinó el 6 de octubre de 1976».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.