Pide Bush aumentar el gasto militar

El dinero provendría de recortes en programas de ayuda para niños y ancianos

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, febrero 3.— El presidente norteamericano, George W. Bush, anunció este sábado que el presupuesto que enviará al Congreso para el año fiscal 2008 prioriza los gastos de «defensa» y busca bajar el déficit fiscal mediante la reducción de recursos en políticas sociales, como el Seguro Social y los programas de salud para ancianos y niños.

«El presupuesto que someteré al Congreso incluye el costo de financiar la guerra global contra el terror, incluyendo Iraq y Afganistán. Nuestras tropas merecen nuestro pleno apoyo y este presupuesto les da los recursos que necesitan», dijo Bush, citado por ANSA, en su discurso radial de los sábados.

«Mi prioridad número uno será seguir manteniendo seguro a EE.UU. y ganar la guerra contra los extremistas que quieren destruir nuestra forma de vida», afirmó.

Según The Washington Post, Bush quiere aumentar un diez por ciento los gastos del Pentágono en el año fiscal 2008 —que se extiende desde el 1ro. de octubre de 2007 al 30 de septiembre de 2008— que alcanzan los 481 000 millones de dólares.

En caso que el Congreso apruebe el presupuesto solicitado, los gastos destinados a las guerras de Iraq y Afganistán rondarán los 750 000 millones de dólares, una cifra mayor a lo gastado en la guerra de Vietnam, agregó el matutino de la capital norteamericana.

La oposición demócrata, que controla el Congreso, analiza los pro y los contra de apoyar el incremento del gasto militar, debido a que muchos de sus legisladores temen ser acusados de no apoyar a sus soldados en caso de votar en contra del nuevo presupuesto.

«Cortar el déficit durante tiempo de guerra exige que limitemos los gastos en otras áreas», indicó Bush y agregó que es necesario «enfrentar el crecimiento insostenible de programas reglamentarios tales como el Seguro Social» y los de salud para ancianos y niños, conocidos como Medicare y Medicaid.

«Los gastos para estos programas están creciendo más rápido que la inflación, más rápido que nuestra economía y más rápido que nuestra capacidad de financiarlos. A menos que actuemos, vamos a dejar a nuestros hijos y nuestros nietos la carga de decenas de billones de dólares en obligaciones para las que no habrá financiamiento», justificó.

Solo en el programa de Medicare, que da cobertura médica a los ancianos, Bush propone recortar un total de 66 000 millones de dólares en los próximos cinco años.

Karen Davenport, directora de salud de la organización no gubernamental Centro para el Progreso de Estados Unidos, criticó los recortes propuestos por la Casa Blanca, y dijo que Bush «está atacando los síntomas y no la enfermedad, porque el verdadero problema es que los costos de salud están fuera de control en EE.UU.», en cuya población de 300 millones de personas, 47 millones no tienen cobertura médica.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.