Agradece Tanzania colaboración cubana

En entrevista con Juventud Rebelde, Jaka Mwambi, vicesecretario del Partido de la Revolución de la hermana nación africana afirmó que Cuba hace oír la voz de los países pobres

Autor:

Luis Luque Álvarez

Jaka Mwambi. Foto Calixto N. Llanes De la amistad fundacional entre el histórico líder africano Julius Nyerere y el Comandante en Jefe Fidel Castro, se nutren los vínculos entre Tanzania y Cuba. Ambas figuras fueron citadas casi al comenzar nuestro diálogo con Jaka Mwambi, vicesecretario del Chama Cha Mapinduzi (Partido de la Revolución), quien visita Cuba «con el objetivo de fortalecer y consolidar relaciones entre ambos partidos».

«Los nexos bilaterales son buenos. Intercambiamos visitas de funcionarios, y pensamos consolidar las relaciones entre la Federación de Mujeres Tanzanas y su homóloga en Cuba, así como entre la organización juvenil tanzana y la UJC».

—Cuba ejerce la presidencia del Movimiento de Países No Alineados. ¿Cómo valora su país este hecho?

—Para Tanzania es de gran satisfacción. Sabemos que Cuba tiene una posición muy firme. Es un país cuya lucha contra el imperialismo conocemos bien, así como contra la explotación y la opresión de donde quiera que provenga.

«La presidencia cubana del MNOAL es una excelente oportunidad para que la voz de los países pobres, de todo el Tercer Mundo, se haga escuchar».

—¿Cuál es la realidad de Tanzania en la actualidad?

—Aunque somos un país pobre, en este momento la situación económica comienza a mejorar, a partir de las políticas implementadas por nuestro partido. En 1995 el crecimiento económico era de 1,5 por ciento anual, y en 2006 alcanzó el 6,7 por ciento. Otro aspecto, la inflación, ha descendido del 30 por ciento en 1995 al cuatro por ciento.

«Asimismo, los ingresos del país han aumentado de 24 000 millones a 260 000 millones de chelines en igual período. Pensamos que hay una tendencia al crecimiento económico».

«Nuestro país, se dice, es la Cuba de África, porque las políticas que hemos implementado, se parecen mucho a las que han seguido ustedes.

«En tanto, en el plano político, con un sistema multipartidista, Tanzania sigue siendo un país de unidad y paz. Aunque hay 18 partidos políticos registrados, el Chama Cha Mapinduzi sigue siendo el más fuerte y el que dirige los destinos de la nación. Además, continuamos fortaleciendo la unión entre la parte continental y las islas que forman la República Unida de Tanzania».

—Tanzania fue incluida por el Grupo de los Ocho en el programa de condonación de la deuda externa a los países más pobres. ¿Ha funcionado ese mecanismo?

—Está funcionando, y se ha cancelado una parte de nuestra deuda: 2 000 millones de dólares. Hemos tratado entonces de hacer énfasis en la educación, la salud, y en una estrategia para la reducción de la pobreza.

«Los resultados se vislumbran. En este momento, la matrícula escolar en primaria ha aumentado hasta el 96 por ciento. En 1995, el promedio de matrícula era del 67 por ciento. Eso deriva en que el número de niños que termina la primaria sea mucho mayor, aunque de quienes buscan entrar a la secundaria, no todos pueden hacerlo.

«Por tanto, tenemos un plan para expandir la educación secundaria, tal como ustedes hacen con la universitaria, llevando los estudios a cada distrito. Es lo que tratamos de hacer en ese nivel.

«Y también ha habido una extensión en la educación superior, a partir de los recursos gubernamentales y de la ayuda que han brindado organizaciones privadas, religiosas entre ellas. De la misma forma, el índice de infección de VIH-SIDA ha disminuido: de un siete por ciento en 1995 a un cinco por ciento en este instante.

«Vemos así que esta cancelación de la deuda ha repercutido en una mayor disponibilidad de fondos para algunos programas vinculados a la vida del país».

—¿Cómo se está desarrollando la colaboración cubana?

—Marcha bien. Hay que dar gracias por esa cooperación. Ello, sin dejar de mencionar la contribución de Cuba a las luchas de liberación de Angola, Etiopía, Guinea Bissau y otros países de África. En estos momentos hay médicos cubanos en mi país, que efectúan muy buena labor. Tenemos escuelas secundarias construidas con ayuda cubana, y apoyo también en la agricultura. La colaboración de Cuba es muy importante; la valoramos altamente y la agradecemos.

—¿Un último mensaje?

—Que el pueblo cubano continúe la defensa de su Revolución, porque consolidando esta y fortaleciendo la dirección unida del país, permitirá a Cuba seguir apoyando como lo hace a muchos países pobres. De igual modo, decirles que esa amistad establecida por nuestros dirigentes Nyerere y Fidel Castro, la impulsemos aún más. No hay otra alternativa para países como los nuestros, que no sea robustecer su unidad interna y los nexos con otras naciones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.