Consejo Derechos Humanos inicia segunda semana de sesiones

El canciller cubano, Felipe Pérez Roque, denunció que el interés norteamericano es evitar la terminación del proceso de construcción institucional en la fecha indicada

Autor:

Juventud Rebelde

Ginebra, 19 marzo._ El Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) inició hoy su segunda semana de trabajo, de vital importancia para el resultado del IV Período Ordinario de Sesiones, reporta PL.

La reunión, en la cual participan delegaciones de los 47 países miembros de la instancia y numerosas representaciones de otras naciones como observadoras, tiene en la mira, fundamentalmente, el tema de la construcción institucional del Consejo.

El novel organismo, que sustituyó a la desacreditada Comisión de Derechos Humanos, tiene un mandato de la Asamblea General de ONU para finalizar esa labor antes del 18 de junio próximo.

Se trata de definir los mecanismos que utilizará para cumplir con el mandato de funcionar realmente como promotor y defensor de los derechos humanos, echando a un lado los doble raseros y la selectividad utilizados por su predecesora.

Además, antes de la convocatoria de junio, cesarán sus mandatos como miembros alrededor de una decena de Estados, por lo cual deberán realizarse las elecciones de los nuevos integrantes.

Varios grupos de trabajo negocian desde hace meses la forma definitiva de funcionamiento del Consejo, pero ello se ha visto obstaculizado, de acuerdo a varias denuncias, por las presiones de Estados Unidos y sus aliados para evitar su culminación.

El canciller cubano, Felipe Pérez Roque, denunció en el segmento de Alto Nivel de la reunión, llevado a cabo la pasada semana, que el interés norteamericano es evitar la terminación del proceso de construcción institucional en la fecha indicada.

La pretensión es extender los plazos para que lo aborden el plenario y la mesa directiva que se constituyan después de elegidos los nuevos miembros, al parecer contando con una correlación de fuerzas más influenciable, de acuerdo con las denuncias.

De lograrse ese objetivo, el Consejo correría el peligro de iniciar un camino destinado al descrédito y al uso de la mencionada selectividad en el tratamiento de los temas inherentes a su trabajo.

En síntesis, podría terminar con el control por las grandes potencias occidentales de sus decisiones y su uso, señalaron varias delegaciones, para servir especialmente a los intereses de Washington.

Paralelamente, hasta el próximo viernes la presidencia recibirá las propuestas de resoluciones cuya discusión y votación se hará en la última semana de sesiones del actual período.

asg jrr

PL-31

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.