Protestas detienen construcción de muro segregador en Bagdad

Los iraquíes salieron a la calle para manifestarse contra separación de varios distritos que incrementarían el control militar estadounidense a esa nación árabe

Autor:

Juventud Rebelde

BAGDAD.- La construcción, a cargo de militares estadounidense de un muro para separar a varios distritos aquí quedó paralizada por protestas de la población y una orden del primer ministro Nuri al Maliki.

De acuerdo con Prensa Latina a La barda, diseñada con cinco kilómetros de largo entre el barrio de Azamiya y los distritos colindantes, se inserta a todas luces en el plan para incrementar el control militar de esta capital puesto en vigor en febrero último con magros resultados.

Los residentes en Azamiya salieron a las calles este domingo y hoy contra lo que describieron como "muro del sectarismo" pues aislaría a ese distrito, de población sunita mayoritaria, de otros distritos en los que residen musulmanes chiítas.

Al Maliki, que asiste en Egipto a una reunión de la Liga Arabe, anunció en rueda de prensa que ordenó detener los trabajos, al parecer presionado por los reclamos de la población.

El jefe de gobierno atraviesa por un período crítico debido al fuego cruzado de presiones políticas norteamericanas, disensiones en el gobierno y, sobre todo, la incrementada persistencia de las acciones de la resistencia nacional contra la ocupación militar.

Respetaremos los deseos del primer ministro al Maliki, afirmó a la prensa el embajador estadounidense en Iraq, Ryan Crocker, quien insistió en la importancia de la construcción y desestimó las alegaciones de que tiene un carácter sectario.

La efectividad de la tapia, con cuatro metros de alto, fue desmentida hoy por un informe oficial según el cual sólo en la última semana en Iraq murieron 262 personas y 747 sufrieron heridas en acciones contra las tropas estadounidenses y del gobierno.

Otro factor que pone en dudas la factibilidad del proyecto es la extensión de la capital iraquí, que ha crecido de forma horizontal debido a factores culturales, en especial la reticencia de los musulmanes a residir en edificios multifamiliares.

De prender la idea de las bardas entre distritos sobre criterios confesionales, Bagdad, la capital de las Mil y Una Noche Arabes, devendría un laberinto de tapias digno de una novela futurista de política ficción y pesadilla para sus habitantes.

En tanto, fuentes oficiales dieron cuenta de varios atentados dinamiteros en los que, en recuento provisorio, murieron 31 personas y más de medio centenar sufrieron heridas.

Uno de los blancos escogidos por los insurgentes fue una comisaría policial en Baquba, semidestruida cuando un comando se lanzó contra uno de sus muros en un camión cargado con explosivos.

En las proximidades de la llamada zona verde, centro político del gobierno y asiento de embajadas y del comando estadounidense, otro comando detonó el cinturón cargado de explosivos que portaba y ocasionó dos muertes y 10 heridos.

El área es el punto más custodiado de Bagdad y semanas atrás fue vulnerado por un comando que se detonó en la cafetería del Parlamento y causó la muerte de tres diputados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.