Grupos latinos condenan redadas de inmigración en Long Island - Internacionales

Grupos latinos condenan redadas de inmigración en Long Island

Se quejaron de que los arrrestos y deportaciones de indocumentados por parte de agentes federales fueron inhumanas

Autor:

Juventud Rebelde

Las redadas, detenciones y deportaciones de los indocumentados se han convertido en práctica diaria. Foto: D. Morning News GARDEN CITY, Nueva York, EE.UU.— Grupos defensores de trabajadores indocumentados criticaron abiertamente este jueves una serie de redadas y arrestos por parte de agentes federales de Inmigración y Aduanas (ICE por sus iniciales en inglés), y se quejaron de que las acciones fueron inhumanas y en algunos casos pusieron en peligro el bienestar de niños, reporta AP.

«Las redadas que separan familias no son la respuesta a la inmigración», dijo en un comunicado Nadia Marín Molina, directora ejecutiva de Workplace Project (Proyecto Lugar de Trabajo).

«Necesitamos soluciones locales a la inmigración que beneficien y ayuden a la comunidad entera. Las redadas que crean temor dentro de la comunidad dañan los negocios, crean una cultura de desconfianza y al final hacen que más gente esté en la clandestinidad y fuera del sistema», agregó.

Luis Valenzuela, director ejecutivo de la Alianza de Inmigrantes de Long Island, señaló que las redadas, que comenzaron el lunes en Westbury, Hempstead y Central Islip, han «enviado ondas de choque» a través de las comunidades latinas. Todas estas localidades están al este de Nueva York.

«La gente está siendo traumatizada», enfatizó. Valenzuela comentó que una madre regresó a su casa desde su trabajo y encontró que su bebé de cuatro meses estaba solo luego que el padre fue detenido.

Mark Thorn, vocero del ICE, confirmó que la agencia ha estado «efectuando arrestos como parte de una investigación en curso», pero rechazó dar más detalles sobre la cifra de personas arrestadas y los cargos contra ellas, y tampoco comentó sobre el bebé abandonado luego del arresto de su padre.

Long Island, como otras partes del país, ha sido un destino de inmigrantes indocumentados de México y Centroamérica durante al menos una década. Docenas de hombres se reúnen en esquinas de calles de ciertos barrios para esperar que contratistas les ofrezcan trabajo por día para realizar labores de jardinería, pintura, construcción y otros trabajos manuales, señala AP.

La semana pasada, defensores de inmigrantes presentaron una demanda federal en Manhattan argumentando que las autoridades violaron los derechos civiles de familias hispanas al realizar redadas en sus casas sin orden de una corte, irrumpiendo en ocasiones antes del amanecer para buscar a gente que no vivía allí.

La querella cita un caso en el cual las autoridades irrumpieron en una casa en East Hampton alrededor de las 4:30 el 20 de febrero en busca de un hombre que ya no vivía allí desde el 2003.

Thorn señaló que no podía comentar sobre litigios pendientes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.