Nació Misión Niño Jesús en Venezuela

Se trata de otra misión médica de enorme contenido humano, porque garantiza la mejor atención a embarazadas y recién nacidos

Autor:

Juana Carrasco Martín

CARACAS, Guatire.— Un nacimiento muy especial ocurrió este miércoles 23 de diciembre, y es y será la alegría y la seguridad de las madres venezolanas: la Misión Niño Jesús, cuyo objetivo esencial es mejorar la atención a la mujer embarazada y a los recién nacidos.

Tiene un presupuesto de 324 millones de bolívares fuertes para su primera fase (unos 150 millones de dólares), ofrece calor humano, garantía de vida, y participación de la comunidad y del personal médico venezolano y cubano de alta profesionalidad (ginecobstetras, pediatras, neonatólogos, anestesiólogos y enfermeras de esas especialidades).

En el Hospital Eugenio Pérez D’Bellard, ubicado en Guatire, estado de Miranda, quedó oficialmente inaugurada la Misión en la unidad de terapia intensiva neonatal, cuando el presidente Hugo Chávez Frías dialogó con los especialistas en un pase satelital desde el Palacio de Miraflores. Lo acompañaban, entre otros, la doctora pediatra y coronela Eugenia Sader, quien preside la Misión Barrio Adentro; Roberto López, coordinador general de las Misiones Cubanas, y el embajador Rogelio Polanco.

Un total de 61 profesionales de la salud —53 médicos cubanos y ocho venezolanos del Batallón 51 (integrado por médicos graduados en Cuba, formados en la Escuela Latinoamericana de Medicina ELAM)— son el plantel médico.

Por supuesto, esta estrella anunciadora para la salud de madres, infantes y familias venezolanas, que se inició como plan piloto en Guatire, recorrerá el país con una inversión para infraestructura en diez hospitales y 50 ambulatorios urbanos y clínicas populares, para la remodelación de salas de parto, quirófanos, unidades de terapia intensiva neonatales y salas de hospitalización.

Ya comenzó, también a funcionar la Casa de Abrigo, principalmente para dar la atención especial y los cuidados que requieren los embarazos de riesgo.

Y aunque a la Misión se le ha dado bautizo oficial en la víspera de una fecha simbólica para la religiosidad de la mayoría de los venezolanos, el programa que forma parte del sistema de salud socialista que está construyendo la Revolución Bolivariana ya ha asistido 389 partos, de ellos cuatro de gemelos.

La Misión Niño Jesús hará el seguimiento de cada infante durante cinco años, para garantizar su crecimiento sano: atención prenatal, natal y perinatal, que se traduce también en un adecuado estado nutricional de la gestante, la inmunización de la madre y del niño, la educación para la salud y la promoción de conductas que proporcionen calidad de vida, como es el caso de la lactancia materna, y la reducción efectiva de la mortalidad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.