Gastos militares deben dedicarse al desarrollo

Propuso el representante permanente alterno de Cuba ante la ONU, Rodolfo Benítez, durante un debate en la Comisión de Desarme

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS, marzo 29— Cuba insistió aquí en su propuesta de destinar al menos la mitad de los actuales gastos militares a las necesidades del desarrollo económico y social, a través de un fondo manejado por la ONU.

La iniciativa fue reiterada este lunes por el representante permanente alterno de Cuba ante la organización mundial, Rodolfo Benítez, durante un debate en la comisión de Desarme de la ONU.

El diplomático llamó también a que la conferencia de revisión del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP), de mayo próximo, adopte un Plan de Acción para garantizar la total eliminación y prohibición de ese tipo de armamento, a más tardar en 2025, dijo PL.

Asimismo, instó a designar el período 2010-2019 como el cuarto decenio para el desarme, y dar así un importante impulso a la movilización de los esfuerzos en esa esfera, el control de armamentos, la no proliferación y la seguridad internacional.

Benítez también reafirmó el pleno respaldo de Cuba a la histórica posición del Movimiento de Países No Alineados de que «el desarme nuclear es, y debe seguir siendo, la más alta prioridad en la esfera del desarme».

Precisó que aún tras el fin de la guerra fría existen unas 23 300 armas nucleares y dijo que su sola existencia y la de las doctrinas que prescriben su posesión y empleo, constituyen un grave peligro para la paz y la seguridad internacionales.

A pesar de la profunda crisis económica que afecta al mundo y de cuyos peores efectos son víctimas los países en desarrollo, los gastos militares aumentan cada año y ya alcanzan la cifra récord de un billón 464 mil millones de dólares, explicó.

El representante de Cuba expresó que en el presente se observan algunas señales positivas en la esfera del desarme y el control de armamentos, pero todavía «son pocas y totalmente insuficientes».

No obstante, insistió en que los Estados poseedores de armas nucleares tienen la obligación jurídica de celebrar y concluir negociaciones para el desarme nuclear completo, bajo un estricto y efectivo sistema de verificación internacional, y se opuso a la aplicación selectiva del TNP.

Benítez proclamó que las obligaciones contraídas en materia de desarme nuclear y el uso pacífico de ese tipo de energía, no pueden continuar siendo relegadas en el marco de ese instrumento.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.