Fraternal encuentro de Raúl y Chávez en Palacio de Miraflores

Ambos mandatarios expresaron sentirse profundamente satisfechos por el constante crecimiento de los vínculos políticos, sociales y económicos entre los dos pueblos, en un diálogo de más de dos horas

Autores:

Juana Carrasco Martín
Jorge Martín Blandino

CARACAS, 20 de abril.— En la misma entrada del Palacio de Miraflores recibió Chávez a Raúl, en horas de la tarde de este martes, para iniciar minutos después un amplio y cálido intercambio de trabajo en este tercer día de estancia en tierra bolivariana del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba.

Junto a Raúl llegaron a la sede de la Presidencia el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Ricardo Cabrisas Ruíz, Vicepresidente del Consejo de Ministros; el Canciller Bruno Rodríguez Parrilla; Rodrigo Malmierca Díaz, ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera; Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana; Roberto López Hernández, jefe de las misiones cubanas en Venezuela; y el Embajador Rogelio Polanco Fuentes, todos integrantes de la delegación cubana.

Por la parte venezolana se encontraban el Vicepresidente ejecutivo Elías Jaua Milán, los vicepresidentes del Consejo de Ministros Luis Reyes Reyes, Jorge Giordani, Ricardo Menéndez y Rafael Ramírez, y el Canciller Nicolás Maduro, entre otros ministros y funcionarios del Gobierno.

Tras escuchar las notas de los himnos nacionales de Venezuela y Cuba y pasar revista a los lanceros de la Guardia Presidencial, Chávez y Raúl se trasladaron al interior del Palacio donde saludaron a las delegaciones.

De inmediato los dos mandatarios iniciaron las conversaciones, que transcurrieron en el ambiente de hermandad y confianza mutua que caracteriza las relaciones entre los gobiernos y pueblos de las patrias de Simón Bolívar y José Martí.

Los Presidentes expresaron sentirse profundamente satisfechos por el constante crecimiento de los vínculos políticos, sociales y económicos, que tantos beneficios ya reportan y cuyas perspectivas futuras son aún más halagüeñas.

Raúl transmitió al líder bolivariano, en nombre del compañero Fidel y de todos los cubanos, un cálido saludo, extensivo a todo el pueblo; ratificó las felicitaciones por la exitosa celebración del bicentenario del inicio de la gesta independentista, que constituyó una vibrante y grandiosa fiesta popular. Reiteró igualmente el agradecimiento por la ejemplar solidaridad venezolana hacia Cuba.

Chávez, por su parte, expresó sentirse muy alegre, junto a todos sus compatriotas, por esta nueva visita de Raúl. Destacó la decisiva contribución de los especialistas cubanos de la salud, la educación, el deporte y otras muchas ramas, para convertir cada vez más en realidad el principal objetivo de la Revolución Bolivariana: elevar la calidad de vida del pueblo y especialmente de los venezolanos más humildes.

Encuentro de las delegaciones

Paralelo al encuentro privado de Chávez y Raúl, que se extendió por algo más de dos horas, tuvo lugar la reunión de las dos delegaciones, a la que se sumaron posteriormente los Presidentes, los cuales recibieron un resumen de cada parte sobre los temas tratados y las proposiciones correspondientes, que fueron aprobadas por ambos mandatarios.

El Presidente cubano resaltó una vez más los excelentes resultados de esta intensa visita, «que parece haber durado 15 días en vez de dos». El mandatario venezolano concluyó con una alegoría del pensamiento martiano: «Denos Cuba en qué servirla y tendrá en nosotros unos hijos. ¡Viva Cuba y Venezuela!»

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.