No hubiera sido posible la Revolución Ciudadana sin un Fidel Castro

Expresó el presidente del Parlamento ecuatoriano, Fernando Cordero, quien visita La Habana

Autor:

Marina Menéndez Quintero

Maravillado del contacto con el pueblo cubano y sus líderes se manifestó el presidente de la Asamblea Nacional de Ecuador, Fernando Cordero, luego de cumplir el mandato de los suyos trayendo a Fidel la Condecoración General Eloy Alfaro, conferida al Comandante en Jefe por el Parlamento que él encabeza, y que entregó la víspera al primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura.

En conferencia de prensa, Cordero valoró que no hubiera sido posible la Revolución Ciudadana sin un Fidel Castro, cuando reiteraba las razones para el reconocimiento a quien llamó «un latinoamericano muy especial», y antes de pasar revista a los logros que se anota el proceso de cambios en su país aunque, dijo, «creemos que hay muchas cosas por hacer».

Interrogado por los periodistas, mencionó entre lo alcanzado la recuperación del concepto de soberanía, la renegociación de la deuda externa que ha posibilitado dedicar ahora al rubro social un millón de dólares diarios que ya no pagan adeudos, la educación y la salud gratuitas, y el desarrollo de una nueva concepción del poder que se descentraliza con la existencia de 797 pequeños gobiernos locales (las juntas parroquiales). Se trata de un modelo, concluyó, que no ha eliminado el mercado, pero que no está sujeto a él. En estos momentos, explicó, el país está en pleno proceso para desprivatizar el agua, una decisión que acompañan siete de cada diez ecuatorianos.

También se refirió a los avances regionales, entre los que citó la existencia del ALBA, capaz —dijo— de emprender acciones alternativas, y de la UNASUR, de la que destacó dos propuestas puntuales: la creación del Banco del Sur y del Sistema Único de Compensación Regional (SUCRE). Ambos convenios se debaten, precisamente este viernes, en un comité del Parlamento antes de pasar al plenario.

Pedido su parecer sobre el caso de los cinco cubanos presos en EE.UU., Cordero estimó que «en nombre de la justicia se tiene presos a quienes le hicieron un favor a la justicia» y valoró que el movimiento por su libertad crece en el mundo. Es reprochable lo que hizo la justicia norteamericana, dijo, y está en sus propias autoridades y en el pueblo norteamericano reencontrarse con esta aspiración mundial, aseveró en alusión a la libertad de los Héroes cubanos y la devolución del territorio usurpado que ocupa la ilegal Base Naval de Guantánamo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.