Estudiantado colma calles de Caracas

Jóvenes protagonizaron una Gran Marcha desde la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) hasta la Asamblea Nacional, en apoyo al proceso de transformación de la enseñanza superior venezolana

Autor:

Juana Carrasco Martín

CARACAS.— Empapados de lluvia y de fervor revolucionario y entusiasmo, varios miles de estudiantes marcharon este jueves desde la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) en Los Chaguaramos y llegaron hasta la Asamblea Nacional, en apoyo al proceso de transformación de la enseñanza superior venezolana.

Acompañados de profesores, empleados y obreros de las altas casas de estudio, estatales y privadas, que comparten la lucha por una verdadera democratización e inclusión social en ese nivel de enseñanza, los jóvenes revolucionarios y los trabajadores entregaron un pliego con sus posiciones, en un tema que es punto crucial en los enfrentamientos que se producen por estos días con una oposición que utiliza a muchachos de la Universidad Central de Venezuela y de otros centros autónomos y privados como punta de lanza en sus campañas antichavistas.

Los marchantes de hoy rechazaron a esos grupúsculos de la oposición, que le vuelven las espaldas al diálogo a que han sido invitados por las autoridades educativas y sus compañeros de estudio, y por el contrario mantienen una actitud de chantaje mediante huelgas de hambre ficticias, como lo demostraron videos en que se les ve comiendo ocultos en baños. Pero su propósito es crear ante la opinión pública interna e internacional la imagen de un país ingobernable, de una falsa falta de libertad de expresión, y en exigencia de mayores presupuestos para entidades cuyas autoridades máximas se niegan a rendir cuenta de sus gastos a pesar de que son financiadas por el Estado venezolano.

Estos grupos de derecha, que los medios de la oposición e internacionales pretenden presentar como representantes de «la comunidad universitaria nacional», cuando solo protagonizan un show mediático recibieron este jueves una respuesta contundente, cuando las principales avenidas de Caracas fueron tomadas no solo por la muchachada revolucionaria, sino también por quienes sin importar edad ni clase social estudian en las nuevas instituciones que han permitido que más de dos millones y medio de venezolanos accedan ahora a los estudios superiores, un derecho que establece la Constitución Bolivariana.

Diana Rodríguez, de la Universidad Bolivariana de Venezuela, dijo a la prensa cubana que como mujer, joven y estudiante «estamos participando en la lucha día a día, porque definitivamente también somos capaces de lograr que esto salga adelante. La marcha ha sido fenomenal, espectacular, ha llovido, hay sed y hambre, pero hay jóvenes y mayores, hay personas con discapacidad, que hemos marchado hombro a hombro.

«Aquí estamos de la Universidad Bolivariana, de la Simón Rodríguez, de la UCV, de la Misión Sucre, de todas… Hemos venido de Guarenas, de los Valles del Tuy, de los Altos Mirandinos, de aquí mismo, del 23 de Enero. Esto es grandioso y somos de verdad y sabemos qué queremos, no como los que hacen huelgas de hambre ficticias, que no tienen ideas y  no nos representan en lo absoluto. Si quieren diálogo, aquí estamos para oírlos y para que nos oigan».

Jheyson, de la juventud del PSUV en La Candelaria, dijo a la prensa cubana que «esta marcha es en defensa de la Revolución Bolivariana, en defensa del Comandante Chávez, para levantar las banderas de la revolución que ha dado la oportunidad de la inclusión, de estudio y desarrollo a todos, a quienes fueron excluidos por la IV República, y que ahora se reivindican con las luchas estudiantiles para sacar adelante al pueblo venezolano».

Rafael Ramos, artista plástico, estudiante de la Universidad Experimental de las Artes y miembro activo del Movimiento M-28, aseguró que «si en la Asamblea Nacional fueron interpelados nuestros ministros, que también se interpele a las autoridades de las universidades autónomas, porque ellos no dan reconocimiento ni dicen en qué gastan el dinero.»

Agregó que para transformar el tejido social de nuestro país, es necesario transformar las universidades, no solo desde el punto de vista jurídico, sino desde el punto de vista epistemológico y científico, exigimos que se modifiquen los programas de estudio y curriculares para que se forme ese hombre nuevo que necesitamos y que pregonaban el Che y Salvador Allende.

«En este día lluvioso hemos conquistado el espacio, estaremos siempre rodilla en tierra por nuestra revolución indoamericana, martiana y bolivariana», reafirmó.

Y en medio de esta juventud estudiantil estaban también académicos conscientes de su papel en la Venezuela nueva. El profesor José Gaitán, rector de la Universidad Marítima del Caribe, que con orgullo resaltó que es «la Universidad que forma los hombres y las mujeres de mar en nuestro país», expresó que «la transformación universitaria es una vieja y anhelada lucha de los universitarios y llegó la hora.

«Llegó la hora –enfatizó-, y la fuerza de los estudiantes y de los trabajadores va a permitir que definitivamente confluya, y que tengamos una Universidad que responda a la nación y al país que queremos: un país con valores socialistas, con valores revolucionarios y que nos conduzca a ser mejores seres humanos y más solidarios».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.