Contraofensiva del Ejército pone en retirada a rebeldes libios

La OTAN lidera oficialmente los ataques de la coalición, que ya han causado la muerte a decenas de civiles

Autor:

Juventud Rebelde

TRÍPOLI, marzo 31.— Tropas leales al líder libio, Muammar al-Gaddafi, retomaron este jueves el control del enclave petrolero de Ras Lanuf y defendían la ciudad de Brega, forzando a los rebeldes armados a replegarse en dirección al oriente, el mismo día en que la OTAN asumió el mando formal de la ofensiva contra Libia y con él la responsabilidad absoluta de los bombardeos perpetrados contra esa nación norteafricana.

Según reportó PL, fuentes militares del Gobierno libio destacaron la contraofensiva contra los insubordinados y aseguraron que se libran fieros combates en torno a Brega, otro importante núcleo petrolero en la franja costera del oriente, luego de reconquistar Ras Lanuf y Es Sider.

Las huestes opositoras tuvieron que retroceder el miércoles y abandonar Bin Jawad, a pesar de contar con bombardeos indiscriminados diarios de la coalición internacional.

Medios noticiosos en Bengazi, la segunda ciudad de Libia convertida en capital de la rebelión armada, indicaron que la artillería pesada de las tropas gubernamentales hizo salir en desbandada a los alzados, quienes todavía controlan Zueitina, al este de Brega.

Entretanto, Misurata, el último bastión rebelde en el oeste, sigue sometida a los enfrentamientos entre partidarios y detractores de Gaddafi, cuyo Gobierno denunció decenas de muertes civiles a causa de los ataques de la coalición, liderada ya oficialmente por la OTAN.

El teniente general canadiense Charles Bouchard, comandante de las operaciones de la OTAN en Libia, apuntó que la transición se realizó sin problemas y que a partir de ahora la alianza de 28 naciones estará a cargo de los ataques aéreos y es totalmente responsable por las operaciones, dijo Reuters.

Según informó Bouchard, desde que la OTAN asumió el control de las operaciones, sus aviones realizaron más de 90 vuelos y el bloque tenía más de cien cazas y aeronaves de apoyo a su disposición, además de una decena de fragatas para controlar el Mediterráneo.

Mientras, 13 países subdesarrollados de todas las regiones del mundo insistieron ante el Consejo de Seguridad en la necesidad de acciones para un cese al fuego en Libia y avanzar hacia una solución pacífica y sostenible del conflicto.

El documento está firmado por los embajadores de Dominica, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Cuba, Antigua y Barbuda, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Camboya, Indonesia, Mali, Guinea Ecuatorial y Vietnam, al tiempo que recibió el respaldo de los representantes de Brasil, India y Sudáfrica, países que no suscribieron el texto por su actual condición de miembros no permanentes del Consejo de Seguridad.

Por otra parte, el representante para Libia ante la ONU, Miguel D’Escoto, denunció que EE.UU. suministra municiones a la oposición en Libia e interviene en el conflicto interno de esa nación.

«Es pura hipocresía y demagogia que no descarten en un tiempo futuro proveer armas a los rebeldes porque ya lo están haciendo», afirmó D’Escoto, al calificar ese acto de opuesto a las normas del Derecho Internacional y a la Carta de la ONU.

La víspera, medios norteamericanos dieron a conocer que agentes de la Agencia Central de Inteligencia fueron desplegados en Libia para contactar con los rebeldes, y que el presidente Barack Obama autorizó ayudar en secreto a los opositores. También, se supo que junto con la CIA, los servicios secretos del Reino Unido buscan reunir información sobre objetivos militares que serían blanco de los bombardeos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.