Multitudinario sepelio a hijo y nietos de Gaddafi

Mientras en Trípoli el ataúd de Saif al-Arab fue llevado a través de la multitud hasta el cementerio de la capital, aviones de la alianza atlántica atacaron posiciones de las fuerzas del Gobierno cerca de Zintan, otra ciudad en manos de los rebeldes, lo que evidencia el poderío que alcanzan las fuerzas opositoras con el apoyo militar occidental

Autor:

Juventud Rebelde

TRIPOLI, mayo 2.— Las fuerzas libias lanzaron este lunes una ofensiva contra Misurata, una ciudad asediada desde hace dos meses por los opositores, mientras en Trípoli, la capital, tenían lugar los funerales del hijo y tres nietos del líder libio Muamar al-Gaddafi, asesinados el domingo por bombardeos de la OTAN, y a cuyo sepelio asistió una multitud que algunas fuentes calcularon en miles de personas.

Al propio tiempo, aviones de la alianza atlántica atacaron posiciones de las fuerzas del Gobierno cerca de Zintan, otra ciudad en manos de los rebeldes lo que, dijo AFP, pone una vez más de manifiesto el poderío que alcanzan las vacilantes fuerzas opositoras con el apoyo militar occidental, que ya ha ocasionado una innumerable ola de destrucción y muerte en ese país del norte africano.

Varios tanques del ejército intentaron entrar en Misurata, pero tuvieron que detener la ofensiva ante los nuevos ataques aéreos de la OTAN.

Según Reuters, grupos de derechos humanos han contabilizado la muerte de cientos de personas en esa localidad, incluidos muchos civiles, como resultado de los indiscriminados bombardeos.

Mientras, en Trípoli, el ataúd de Saif al-Arab, cubierto de flores y envuelto por la bandera verde que ha representado a Libia desde que Gaddafi llegó al poder, fue llevado a través de la multitud hasta una tumba en el cementerio Hani de la capital, describió Reuters.

Gaddafi no apareció en el funeral, pero Saif al-Islam, uno de sus siete hijos, acudió junto a su medio hermano mayor Mohammed.

Tres de los nietos de Gaddafi, todos menores de tres años, también murieron como resultado del ataque.

El anuncio del crimen desató manifestaciones de protesta contra las embajadas de Gran Bretaña, Francia e Italia y contra la misión diplomática de Estados Unidos aquí. La OTAN fue acusada de tratar de asesinar al líder libio, violando y manipulando la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU, emitida con el pretexto de proteger la vida de los civiles.

Aunque los líderes occidentales han negado un intento de asesinato, el ataque muestra todo lo contrario, y puso en evidencia que la campaña aérea liderada por la alianza atlántica y EE.UU. excede el mandato de la ONU.

En un mensaje difundido este lunes, la Cancillería venezolana condenó el asesinato de los familiares de Gaddafi, que calificó como «vil crimen» precedido del bombardeo ilegal a las instalaciones de la televisión nacional libia, y a pocas horas de que el Presidente de ese país formulara una propuesta de solución negociada a la crisis, reportó Telesur.

El texto también instó a la ONU a condenar lo que tildó de acto de guerra, al tiempo que llamó a los pueblos y gobiernos del mundo a exigir el cese inmediato de los bombardeos.

Sudáfrica, que ha encabezado el plan de paz africano para Libia, condenó el ataque y dijo que la resolución de la ONU que autoriza ataques aéreos no contempla el asesinato de individuos.

En respuesta a esas denuncias, el secretario de Asuntos Exteriores británico, William Hague, dijo, por el contrario, que la OTAN intensificará sus operaciones en Libia. «La política es continuar aumentando la presión sobre el régimen de Gaddafi, presión diplomática, económica y militar», resaltó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.