Exhuman restos de Salvador Allende para aclarar su muerte

La exhumación del cuerpo de Allende es considerada crucial para el esclarecimiento de la verdadera causa de su fallecimiento

Autor:

Juventud Rebelde

SANTIAGO DE CHILE, mayo 23.— Los restos del expresidente chileno Salvador Allende serán exhumados este lunes con el fin de zanjar las especulaciones sobre su muerte en el sitiado Palacio de La Moneda el 11 de septiembre de 1973.

El juez del caso fijó el comienzo de la exhumación para las 08:00 (hora local) de este lunes en el Cementerio General de Santiago, diligencia en la que participarán una docena de expertos locales y extranjeros, destacó Prensa Latina.

Entre los peritos se encuentra el antropólogo de Naciones Unidas Luis Fonderbrider, además de especialistas de Argentina, Colombia, España, Gran Bretaña y Estados Unidos.

La exhumación del cuerpo de Allende es considerada crucial para el esclarecimiento de la verdadera causa de su fallecimiento, considerada un magnicidio por organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Aquí se cometió un magnicidio, en el momento del terrorismo de Estado, el momento del golpe de Estado, (Allende) no tenía ninguna salida y ninguna seguridad, señaló Alicia Lira, presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos.

Para el jurista chileno Eduardo Contreras resulta medular que una vez por todas se determine con rigor científico y certeza judicial si la muerte del expresidente fue suicidio u homicidio.

Aclaró, empero, que cualesquiera que sea la conclusión nada disminuirá la dignidad del exmandatario en sus minutos finales; ni nada podrá anular la responsabilidad de los generales traidores que sitiaron y bombardearon el Palacio de La Moneda.

A juicio del también abogado y diputado comunista Hugo Gutiérrez, lo más importante de la indagatoria judicial es poder sacar a la luz los delitos asociados a la muerte de Allende y sobre todo la confabulación de las fuerzas armadas de Chile con el gobierno de Estados Unidos.

El excandidato presidencial Jorge Arrate opinó asimismo que lo más significativo es que no haya impunidad con los que asesinaron o intentaron asesinar al líder de la Unidad Popular en Chile.

«Asesinato o intento claro de homicidio no deben quedar impunes», enfatizó Arrate.

La decisión de la justicia chilena de investigar las circunstancias del deceso de Allende surgió tras la presentación a comienzos de este año de una lista de 726 querellas promovidas por los grupos de derechos humanos, relacionadas con víctimas del régimen militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.