Paro en Chile: prueba de fuego para Piñera

La huelga es considerada la primera prueba de fuego para el ejecutivo de Sebastián Piñera, toda vez que se trata del primer paro nacional de su mandato y erige ante el ejecutivo un amplio pliego de demandas sindicales, estudiantiles y sociales

Autor:

Juventud Rebelde

SANTIAGO DE CHILE, agosto 24.— De tensa calificaron observadores la primera jornada de los dos días de paro nacional convocado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que cuenta con el respaldo de 80 organizaciones sociales y políticas, y hasta el mediodía de este jueves dejaba un saldo de 11 heridos y 35 detenidos.

Carros lanza-agua y gases lacrimógenos fueron utilizados por la policía para dispersar a quienes levantaban barricadas o se manifestaban, pero estos después volvían a reunirse, narró Notimex. Según DPA, cientos de estudiantes protagonizaron enfrentamientos con la policía a algunas cuadras del Palacio de La Moneda. Las manifestaciones más violentas, dijo el despacho, se produjeron en las afueras de tradicionales centros de enseñanza superior como la Universidad Tecnológica Metropolitana y la Universidad de Santiago de Chile.

De modo completamente inusual, narró PL, los carabineros utilizaron  policías a caballo en el Paseo Ahumada. En otros sitios, los gases volvían el ambiente irrespirable.

La huelga es considerada la primera prueba de fuego para el ejecutivo de Sebastián Piñera, toda vez que se trata del primer paro nacional de su mandato y erige ante el ejecutivo un amplio pliego de demandas sindicales, estudiantiles y sociales, que en su conjunto constituyen un claro cuestionamiento al modelo imperante en el país, estimaron analistas.

Citado por AP, el presidente de la CUT, Arturo Martínez, dijo a periodistas que el paro es en demanda de un cambio en el sistema previsional, para que el Estado ponga más recursos en salud, en respaldo a las reformas en educación, por un nuevo código del trabajo y una reforma tributaria. «Y proponemos una nueva Constitución», acotó.

Luego de un cacerolazo en la madrugada, la capital amaneció plagada de barricadas levantadas por estudiantes y trabajadores con neumáticos incendiados, madera y basura, para bloquear diversas intersecciones en la capital.

Aunque Piñera quiso restar trascendencia a la protesta, sindicalistas aseguraron que la medida cuenta con el respaldo del 80 por ciento de los empleados públicos. La primera de las dos jornadas de paro fue calificada como un éxito por la CUT, por medio de su dirigente Arturo Martínez, apuntó Notimex. Según trascendió, el paro tuvo eco en las principales ciudades del país.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.