Cumbre del G-20 entre crisis y amenaza de recesión

La reunión tenía la intención de revisar varios temas, pero la posibilidad de una bancarrota en Grecia y sus consecuencias sobre otras economías de Europa y el resto del mundo obligaron a cambiar la agenda

Autor:

Juventud Rebelde

CANNES, noviembre 3.— Líderes de la Unión Europea, presentes en Cannes en la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20), aumentaron sus presiones sobre Grecia para que acepte el programa de rescate impuesto recientemente en Bruselas, durante el inicio de la magna cita enfocada, principalmente, en el tema del país helénico y su posible contagio a otros países, así como el fantasma de una nueva recesión europea.

Aunque en un inicio la reunión del G-20 tenía la intención de revisar un amplio abanico de temas, la posibilidad de una bancarrota en Grecia y sus consecuencias sobre otras economías de Europa y el resto del mundo obligaron a cambiar la agenda, reportó PL.

Poco antes de arrancar la cumbre, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunió con su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, y con la canciller federal alemana, Angela Merkel, para analizar la candente situación en el país helénico que este jueves tomó un nuevo camino cuando el primer ministro George Papandreu, dio marcha atrás al plan de someter a plebiscito el acuerdo de rescate propuesto por la Unión Europea.

El plan prevé la reducción a la mitad de la deuda griega, la recapitalización de los bancos acreedores y el aumento del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, todo ello a cambio de más recortes sociales, privatizaciones y despidos.

Según AP,  Papandreu abortó la decisión luego de una rebelión al interior de su partido, el Socialista, sobre el referéndum; no obstante, hizo caso omiso a los reiterados llamados a que renuncie y convoque a elecciones.

A pesar del compromiso de Papandreu, la canciller alemana exigió al gobierno griego que demuestre con hechos su renuncia al referendo. «Para nosotros lo que cuentan son los hechos», apuntó Merkel.

Por su parte, el presidente francés Nicolas Sarkozy afirmó que esta es la crisis más importante en la UE y se necesita una solución clara y firme

El también anfitrión de la cita, apuntó que los europeos están trabajando con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Estados Unidos y «otros socios dispuestos» para una solución «creíble, ambiciosa y rápida» a las tribulaciones económicas que tienen en jaque a Europa desde hace casi dos años.

Sarkozy añadió que «si el euro explota, Europa también», razón por la cual, dijo, «debemos defender Europa».

Obama, por su parte, apuntó que el asunto más importante durante la cumbre del G-20 de Cannes es «resolver la crisis financiera en Europa» y se dijo dispuesto a ayudar para resolver esta situación.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.