Electo nuevo presidente de Timor Leste

José María Vasconcelos ganó la segunda ronda con más del 61 por ciento de los votos

 

Autor:

Juventud Rebelde

DILI, abril 17.— El antiguo jefe guerrillero José María Vasconcelos, llamado Tuar Matan Ruak, obtuvo este martes la victoria en la segunda ronda de votaciones para presidente de Timor Leste, de acuerdo con resultados preliminares de la Comisión Nacional Electoral (CNE).

Según PL, Vasconcelos se adjudicó más del 61 por ciento de las 452 000 boletas escrutadas frente al 38 por ciento obtenido por su contrincante, el otrora jefe independentista Francisco Guterres o Lu Olo, anunció a la cadena de la televisión Tomas Cabral, portavoz del CNE.

Cerca del 73 por ciento de los 650 000 timorenses convocados acudió a las urnas en la segunda vuelta, efectuada luego de que ningún candidato consiguiera la mayoría estipulada por la Constitución en la votación celebrada el pasado 17 de marzo, en la cual resultó derrotado el presidente en funciones, el histórico José Ramos-Horta, premio Nobel de la Paz.

Vasconcelos, de 56 años, y Guterres, de 58, fueron compañeros en la guerrilla contra las tropas indonesias que ocuparon Timor Oriental tras la retirada de Portugal de esta antigua colonia en 1974.

Durante los últimos años de la resistencia, el próximo mandatario dirigió el brazo armado del Frente Revolucionario de Timor Oriental Independiente.

Tras la independencia en 2002, Vasconcelos resultó designado jefe de las Fuerzas Armadas, cargo al que renunció en 2011 para presentarse a las elecciones presidenciales.

Para su triunfo, este General de División contó con el apoyo del partido mayoritario de la coalición gobernante, el Consejo Nacional para la Reconstrucción de Timor Leste, de centroizquierda y que dirige el primer ministro Xanana Gusmao, considerado el líder de la independencia de la nación sudasiática.

La ONU situó a este país bajo su mandato en 1999, luego de la salida de las tropas indonesias, y ello permitió su independencia tres años más tarde, en 2002.

La joven nación, que celebrará en mayo próximo el décimo aniversario de su independencia, estuvo al borde de una guerra civil en 2006. La situación justificó entonces al retorno de la misión de paz de la ONU para ayudar a controlar la violencia y organizar las primeras elecciones de 2007.

El presidente electo tendrá importantes desafíos como garantizar una paz duradera y sacar al país de una pobreza endémica, pese a los prometedores recursos de hidrocarburos. La partida de la fuerza de la ONU está prevista a fines de año.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.