«Tremenda marcha, compadre»... y no para (+ Fotos)

Saluda desde La Habana el presidente Chávez desborde de pueblo en Venezuela por el 1ro de Mayo. Pasada las 3:00 de la tarde, miles de trabajadores fluían hacia la plaza O`Leary, en el centro de la capital

 

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.- Millones de personas se han manifestado hoy en Venezuela en apoyo a la Revolución Bolivariana y el presidente Chávez. Pasadas las 3:00 de la tarde, varias avenidas de Caracas continúan congestionadas de marchistas que avanzan hacia la Plaza O´Leary y calle Universidad, eje de la conmemoración.

El centro de la capital está copado de pueblo. Y aún siguen agrupándose en todas las calles aledañas de la zona histórica de la urbe, quienes llegan desde los más disímiles puntos de la Gran Caracas o bajan de los cerros.

Pitadas, cornetazos, explosiones de bombitas festivas que humean en todos los colores a la altura de los rascacielos...

Esta ya es considerada como la más grande concentración del pueblo en los últimos años. Y eso que Chávez no está. O está. Por todos lados. En cada uno.

El liderazgo de la Revolución Bolivariana es único y polifónico. En cada esquina, en cada parada, se levantan voces con arengas y vivas. Cada orador lo hace con una locuacidad, una coherencia y un ardor que parece que este es un país de tribunos. Los venezolanos hablan bien. Y bonito.

Los grupos avanzan separados por breves espacios que permitan extender las pancartas o abrir inmensas banderas tricolor que no cesan de sacudirse por decenas de manos, jóvenes unas, maduras otras, ancianas las demás.

El pendón nacional y los pulóver rojos han compuesto una inmensa marea roja y tricolor que no deja de fluir como río de vida por todas las calles de Caracas.

«Vivir». Esa la palabra que más se escucha. Y Chávez.

«Vivirá, vencerá», corean las multitudes.

Sea caminando por las avenidas o subiendo a esta o a aquella torre, es difícil a un solo observador calcular cuantas personas asisten a esta marcha histórica por el Día Internacional de los Trabajadores. Son cientos de miles. Quizá más de un millón.

En el resto de las capitales estaduales, también miles de amas de casa, trabajadores, estudiantes, gente de la tercera edad se congregaron para vitorear a su Revolución y a su líder.

Se dice que es una marcha para apoyar y saludar las más recientes medidas tomadas para el gobierno en defensa del pueblo trabajador y los derechos laborales. Y es verdad.

También se dice que, además, se están reclamando acciones que aún se necesitan. Y es verdad.

Pero más que todo, es una marcha de Revolución, desde ella y para ella. Y con Chávez en el corazón; y a cada paso.

«¡Tremenda Marcha, Compadre! Bueno, que nadie se vaya a equivocar con nuestro Pueblo y nuestros trabajadores! Viva la Independencia Nacional!», fue el tweet que colocó en las redes sociales el Jefe de Estado, desde Cuba.

De muchas maneras se puede describir lo que está aconteciendo hoy en Caracas y en el resto del país. Puede hacerse desde la razón o el sentimiento. Más una es la conclusión.

Lo que está pasando hoy, 1ro de Mayo, aquí, es apenas un botón de muestra de lo que ha de suceder el 7 de octubre, día en que cada uno de estos centenares de miles de venezolanos —quizá más de un millón— depositen su voto en las urnas, en la elección presidencial. Serán ellos, y millones más quienes decidirán el destino de un proceso en el que las inmensas mayorías que hoy marcharon se declaran bolivarianos, revolucionarios y chavistas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.