Otro ataque de drones estadounidenses empeora relaciones con Pakistán

Un avión teledirigido norteamericano ejecutó este sábado un nuevo ataque sobre Waziristán del Norte, el segundo en menos de una semana, y mató a 10 personas

Autor:

Juventud Rebelde

En un episodio que empeora las relaciones entre Pakistán y Estados Unidos, un avión teledirigido norteamericano ejecutó este sábado un nuevo ataque sobre Waziristán del Norte, el segundo en menos de una semana, y mató a 10 personas, informa PL.

La televisora privada Geo News refirió que el aparato disparó dos misiles sobre una casa en la región tribal de Darai Nashtar, mientras otros cuatro patrullaban la zona con el consecuente temor de los lugareños. La identidad de los fallecidos no ha sido establecida.

El pasado domingo, un dron estadounidense bombardeó una escuela para jovencitas cerca de la ciudad de Miranshah, la capital de Waziristán del Norte.

Washington alegó que ese era un lugar habitual de reuniones de los talibanes y reportó la muerte de cuatro de ellos, pero fuentes anónimas de los servicios de inteligencia pakistaníes revelaron al diario The Nation que en verdad las víctimas habían sido cuatro chicas.

El periódico hizo notar que estos «homicidios sin sentido» parecen más intentos de presionar a Islamabad que actos legítimos de lucha contra el terrorismo, y recalcó que «todos sabemos cuántas personas inocentes matan los drones, en comparación con un reducido número de terroristas».

Advirtió, asimismo, que tales episodios solo logran empeorar la situación en Pakistán, pues por lo regular provocan una violenta reacción que se manifiesta a través de sabotajes y atentados suicidas por parte de los insurgentes.

Corroborando el aserto, ayer un atacante suicida hizo detonar su chaleco explosivo cuando se aproximaba a un punto de control en una zona comercial de Khar Bazaar, también en Waziristán del Norte, y causó la muerte a 16 personas y heridas a medio centenar.

Entre los muertos se contaron ocho miembros de la policía local, incluidos un oficial de alto rango y otro recientemente galardonado por su valentía en la lucha contra los militantes islamistas, indicó Abdul Haseeb, un directivo de la administración distrital.

Los dos últimos ataques de los aviones-robot tienen lugar poco después de reunirse en Islamabad la canciller pakistaní, Hina Rabbani Khar, y el representante especial de Estados Unidos para Afganistán y Pakistán, Marc Grossman, en un nuevo intento por recomponer las relaciones bilaterales.

El cese de los ataques de drones es una de las exigencias del Parlamento pakistaní para normalizar los vínculos con Washington, en crisis desde que el 26 de noviembre aviones de la OTAN bombardearan dos puntos de control en la frontera con Afganistán y mataran a 24 de sus defensores.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.